6 ventajas de saltar la cuerda el cual posiblemente no conocían

El saltar la cuerda lograría recordar a varios algunos momentos de la infancia, sin embargo, lo cierto es que se trata de unos de los ejercicios cardiovasculares más completos que se pueden poner en práctica.

Se trata de una fácil actividad que parece ser un juego para niños el cual puede mantenerlos en una buena condición física y poder incrementar de manera considerable la resistencia física.

Asimismo, se trata de un elemento ideal para varios deportes o rutinas de ejercicios. Lo mejor de ello es que no se requiere ir a algún gimnasio ni tener algunas máquinas o elementos para conseguir un excelente resultado.

Saltar la cuerda, un ejercicio cardiovascular

Decimos que los ejercicios cardiovasculares son importantísimos para tener una buena condición física. En este sentido, el saltar la cuerda incrementa la frecuencia cardíaca, del mismo modo que cuando se camina, corre, sube o se bajan escaleras o se anda en bicicleta.

Ese tipo de ejercicio le deja al cuerpo que se oxigene de manera eficaz, de forma que le da excelentes beneficios al corazón, los pulmones o el aparato circulatorio.

6 ventajas de saltar la cuerda el cual posiblemente no conocían

Aparte de ser fácil y barato, el saltar la cuerda brindaría muchos beneficios, por lo cual los veremos a continuación:

1. Tonifica los músculos

En el momento que se salta la cuerda están trabajando todos los músculos del cuerpo, empezando con el grupo muscular del centro, los superiores y los inferiores.

Las personas suelen utilizar la parte superior de los bíceps y el trapecio con el fin de conservar la cuerda en constante movimiento. Se trata de una práctica que endurece y logra tonificar esos músculos. Al mismo tiempo, los abdominales asimismo se logran contraer por la fuerza de cada salto.

En cuanto al grupo muscular inferior, es obvio que todo movimiento coordinado de las piernas y la cuerda crea una tensión muscular, lo que tonifica y logra desarrollar todos los cuádriceps, glúteos, femorales y las pantorrillas también.

2. Optimiza la circulación sanguínea

El movimiento creado al momento de saltar la cuerda beneficia de forma directa el sistema circulatorio. El corazón vive trabajando con el objetivo de cumplir eficientemente el bombeo de la sangre a todo el cuerpo. De igual manera lo hace circular a través de las arterias, lo que minimiza el peligro de padecer algún infarto o paro cardíaco.

3. Incrementa la capacidad pulmonar

El brincar la cuerda hace que los pulmones reciban más aire, lo que beneficia si tienen problemas respiratorios. De igual forma, optimiza la resistencia física, lo que les dejará trabajar el cuerpo más tiempo sin fatigarse.

4. Quema calorías

Brincar la cuerda por media hora quema, alrededor de 400 calorías, así como las grasas en el cuerpo. Eso lo convierte en un ejercicio poderoso al momento de perder peso.

5. Eliminación de toxinas

En el momento que salsa la cuerda, se expulsan las toxinas del cuerpo a través de la sudoración. Eso le deja que se vayan regenerando las células y que trabajen de mejor manera.

6. Impide el estrés y optimiza la actividad cerebral

Si bien aún no se ha corroborado científicamente, se conoce que la coordinación requerida al saltar la cuerda genera nuevas conexiones neuronales. Asimismo, las endorfinas que se sueltan en el proceso del ejercicio ayuda a un buen relajamiento y alivia todo estrés y angustia.

Eso generaría una mentalidad óptima para aumentar la posibilidad de tener una mejor calidad de vida.

 

Compartir