Beneficios de los aceites naturales para el cabello: ¿Cuáles son los más recomendados?

¿Tienes el cabello seco y sientes que no te crece?. En este post te enseñaremos como cuidarlo con diferentes aceites naturales para el cabello.

Existen diversos tipos de aceites para el cabello: de oliva, de almendras, de coco, de argán, etc. Son muchas las alternativas que existen, cada uno con una función en específica. Por ejemplo, dar brillo, humectar, eliminar frizz y fomentar el crecimiento.

Muchas personas son algo escépticas con el uso de estos productos, ya que no saben si realmente funcionan o si es recomendable su uso. A veces para reparar nuestro cabello no necesitamos productos caros, sólo basta con buscar opciones naturales para hacerlo.

¿Cuáles son los mejores aceites naturales para el cabello?

Aceites naturales para el cabello
Aceites naturales para el cabello.

Aceite de aguacate

El aceite de aguacate tiene un alto contenido en nutrientes, ácidos grasos esenciales, así como vitaminas A, B, D y E. Este aceite ayuda a fortalecer el cabello y revive el brillo natural del mismo. Además, se utiliza como suavizante natural y es ideal para tratamientos de hidratación.

Aceite de ricino

Este aceite es conocido principalmente por ayudar al crecimiento del cabello. Pero, además de esto, previene el debilitamiento, hidrata, suaviza y ayuda a combatir las puntas abiertas. Por lo tanto, el uso frecuente del aceite de ricino ayudará a eliminar el cabello seco.

Aceite de oliva

Es el aceite natural hidratante por excelencia. Aporta elasticidad y fortalece el cabello, elimina la caspa y contiene fuertes antioxidantes. Si se utiliza con frecuencia, puede ayudar a aclarar el cabello debido a su contenido en peróxidos naturales.

Aceite de romero

El aceite de romero es un gran estimulante de folículos, favoreciendo así el crecimiento del cabello. Ayuda a prevenir la caída y sobre todo, retrasa la aparición de las canas.

Aceite de almendras

Este aceite actúa como sellante, es decir, forma una capa protectora sobre el cabello que impide la pérdida de hidratación. Por otro lado, brinda nutrición a nuestro cabello, alisa la cutícula y controla la descamación del pelo.

Si este aceite se aplica directamente sobre el cuero cabelludo, aliviará la picazón y mejorará la circulación sanguínea, evitando la caída del cabello.

Aceite de coco

El aceite de coco es mucho más ligero que otros, y es uno de los aceites cuyos beneficios han sido probados científicamente. Es capaz de penetrar y nutrir el cabello desde la raíz hasta las puntas, proporcionando las proteínas necesarias para repararlo.

Y tú, ¿cuál utilizarías?

Compartir