Actuación de la creatinina en tu cuerpo mientras te ejercitas

La actuación de la creatinina en el cuerpo se basa en el control del azúcar en la sangre y los músculos.
La actuación de la creatinina en el cuerpo se basa en el control del azúcar en la sangre y los músculos.

Al momento de ejercitarse, uno de los complementos más fuertes que puede tener el cuerpo para culminar bien la rutina diaria es el de tener los componentes de la sangre en un nivel considerable para que nada salga mal. Uno de los principales es la creatinina, pero ¿sabes cómo es la actuación de la misma en tu cuerpo  mientras haces tus deportes?

La creatinina es un compuesto que se encuentra en el metabolismo. Se ubica en la sangre y en el tejido muscular; y si te preguntas si se elimina del cuerpo, sí se hace, a través de la orina.

Actuación en el cuerpo

Mientras te encuentras en tu día normal de ejercicios la creatinina, debes sentir que en los primeros 20 o 30 segundos; pues es este tiempo en el que se puede notar que el músculo se cansa.

En este sentido cuando los niveles de creatinina son bajos al realizar una rutina de ejercicios; es notable el inicio de la fatiga y cansancio que muchas veces no deja que se haga correctamente.

Hoy en día son muchos los complementos que se pueden utilizar para aumentar los niveles de creatinina en el cuerpo. Especialmente cuando se trata de comer carne de res, pollo y pescado.

Los especialistas recomiendan que la ingesta de tres gramos diarios de creatinina harán que se logre un excelente desempeño en los ejercicios.

Otros beneficios

Dentro del cúmulo de beneficios que puedes encontrar en la ingesta de creatinina a través de las proteínas que te citamos anteriormente, se encuentra también la prevención de la diabetes; pues esta controla los niveles de azúcar que ingresan en la sangre y en los músculos con o sin ejercicios.

También ayuda enormemente en el fortalecimiento de todos los músculos, lo que implica que aquí también actúan los del corazón; que permitiría que hubiese una disminución en las probabilidades de un infarto.

 

Compartir