Bebidas energéticas: Los peligros que pueden causarte con su consumo frecuente

Bebidas energéticas

Actualmente, cada vez con más frecuencia escuchamos a la mayoría de nuestros jóvenes hablar sobre las bebidas energéticas. Además, en los medios de comunicación tienen muchísima publicidad. Pero, ¿cuál es la realidad acerca del consumo de estas bebidas energéticas?. ¿Son nuestras amigas o representan un peligro para nuestra salud?.

¿Qué son las bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas o hipertónicas son bebidas sin alcohol, que contienen sustancias estimulantes. Ofrecen al consumidor el evitar o disminuir fatiga y el agotamiento. Además, aumentar la habilidad mental y proporcionar un un incremento de la resistencia física.

Estas bebidas contienen un combinado de diversas sustancias entre las que destacan: la cafeína (en grandes cantidades), los aminoácidos (como la taurina), carbohidratos (como la glucoronolactona, un derivado de la glucosa) y vitaminas y extractos de plantas tales como ginseng y guaraná.

Por lo tanto, deben ser consumidas con ciertas reservas. Esto, debido a que este tipo de sustancias ingeridas de una manera indiscriminada puede generar efectos negativos para nuestra salud.

Un reciente estudio realizado por expertos de la Universidad de Bonn (Alemania), publicado en la revista Radiologycal Society of North America señala lo siguiente. Las bebidas energéticas con cafeína y taurina tienen, a corto plazo, un impacto significativo en la contractividad del corazón.

Efectos a largo plazo

Como sabemos, la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central. Consumida en ciertas dosis puede causar ligeros dolores de cabeza y malestar gastrointestinal. Además de la cafeína, contiene altos niveles de carbohidratos (azúcares). Estos, consumidos en cantidades exageradas, pueden disminuir la absorción de los líquidos desde el intestino hasta la sangre. En consecuencia, pueden impedir la rehidratación. También, contienen hierbas como extractos de semillas de guaraná, nueces de cola, etc. Estas contienen cafeína y es prácticamente imposible conocer la cantidad exacta de cafeína u otros compuestos de estas plantas que son contenidas en estas bebidas. Contienen también proteínas y aminoácidos.

Como hemos podido observar, estas bebidas contienen una cantidad de ingredientes que aportan energía y vitalidad con efecto momentáneo. Pero que, consumidas de manera frecuente pueden causar efectos adversos en el organismo. Nuestros jóvenes las están consumiendo cada vez más mezcladas con alcohol, lo que es totalmente contraproducente.

De hecho, uno de los mayores peligros de estas bebidas cuando se mezclan. Un combinado muy utilizado por la población joven, puede provocar efectos indeseables como alteraciones cardiovasculares, taquicardia, palpitaciones, aumento de la presión arterial, insomnio, nerviosismo y falta de coordinación motora.

Es por todas estas razones que debemos consumir estas bebidas con precaución y solo esporadicamente y no ingerirlas mezcladas con alcohol. Así, podremos disfrutar de sus efectos sin ninguna consecuencia para nuestra salud.

 

Compartir