Daltonismo ¿un mal de los hombres?

Daltonismo
Daltonismo

El Daltonismo es un hecho; el ocho porciento de los hombres padecen de una alteración celular de la retina que impide percibir los colores adecuadamente. Esta anomalía rara vez afecta a las mujeres.

En la retina se encuentran dos tipos de células: conos y bastones; que hacen posible la visión. Los primeros son responsables de la percepción de los colores, así que el defecto radica en los conos, estas células sufren una alteración genética que impide percibir los colores de forma convencional.

Daltonismo es Hereditario

El trastorno en su forma clásica se hereda como un rasgo recesivo ligado al cromosoma X; por eso este padecimiento es prácticamente exclusivo del género masculino. Los hombres solo tienen un cromosoma X; mientras que las mujeres tienen dos. Si una mujer recibe un cromosoma X con el rasgo de esta enfermedad, será portadora de la enfermedad; pero no la presentará porque su otro cromosoma compensa el defecto.

Para que una mujer tenga este trastorno sus dos cromosomas X deben estar afectados; y para eso necesita que su padre sea daltónico y su madre sea portadora o bien, daltónica. La forma mas rara de Daltonismo es la llamada enfermedad de conos monocromáticos; quienes la padecen ven el mundo en tonos de blanco y negro.

Daltonismo
Daltonismo, percepción de colores

Sin embargo, el Daltonismo se presenta más frecuentemente como deficiencias en la percepción de los colores, como son percibidos por lo general descoloridos, se les confunde fácilmente. Las personas que presentan este tipo de daltonismo tienen solo dos tipos de conos, de esta forma, presentan dificultad para establecer diferencias entre el rojo y el verde o entre el azul y el amarillo.

¿Existe algún tratamiento o cura?

No existe un tratamiento para el daltonismo congénito. Por lo general, el daltonismo no causa una discapacidad importante. Sin embargo, hay lentes de contacto o anteojos especiales que pueden ayudar a las personas con este trastorno a distinguir entre colores similares.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí