¿Dolor en las rodillas al correr? Descubre por qué  

El síndrome de la cintilla iliotibial, también es conocida como las rodillas de los corredores
Existen ejercicios para mejorar la circulación en las rodillas y lograr una mejor flexión y extensión de la articulación

La vida de un corredor, sea profesional o no, está expuesta a cualquier cantidad de daños, entre los más frecuentes, se encuentra el de las rodillas. Si al correr se siente un fuerte dolor en una de ellas o en ambas que  inhabilitan el movimiento por completo. Entonces este artículo es el ideal para vosotros. Si mientras se corre, se aumenta la cantidad de kilómetros o la intensidad al recorrerlos y de pronto comienza el dolor en las rodillas, se podría estar ante la lesión del Síndrome de la Cintilla Iliotibial. También es conocida como la rodilla del corredor.

Al momento de correr las rodillas son las principales articulaciones de los miembros inferiores, en recibir fuertes impactos que se sienten inmediatamente.

Síndrome de la Cintilla Iliotibial

El síndrome de la Cintilla Iliotibial es considerado una lesión de la articulación  en la parte exterior de la rodilla que perjudica a la banda de la misma. Considerada un músculo que abarca desde la espina iliaca hasta el cóndilo de uno de los laterales de la tibia. Misma que permite la pronta estabilización de las rodillas. Por lo tanto si esta banda se puede inflamar por el uso inadecuado. Por lo tanto, el dolor aparece automáticamente en uno de los laterales ya mencionados.

Este síndrome lo padecen más que todo, los corredores. A veces, el individuo se encuentra en la carrera para la que se preparó por meses de entrenamiento. Cuando de la nada aparece el dolor gradualmente en la articulación, que impide que se continúe en la competencia y debe parar.

Síntomas

Se siente inmediatamente un pequeño sonido, parecido al “plic”. Esto, por el encuentro de la banda con los huesos, generalmente se produce entre los 15 y 20 minutos en los que se comienza a correr. Luego, en la mayoría de los casos al dejar de correr se detiene. Sin embargo, el dolor puede durar algunos minutos, luego de haber detenido la acción.

Mejorar el dolor de las rodillas

En primer lugar es necesario que un profesional de la salud, determine correctamente el diagnóstico de lo que se padece. Existen diversos tipos de tratamientos y cada uno se ajusta a los diferentes tipos de lesiones.

Entre los más comunes se encuentran; los ejercicios para mejorar la circulación en la zona afectada y lograr una mejor flexión y extensión de la articulación. Además de los diversos masajes que permitan sentir alivio a largo plazo. Y por último es indispensable los estiramientos de las rodillas, de lo contrario podría adaptarse a estar en calma. Por lo tanto, cuando se intente caminar, el dolor se habrá agudizado

Compartir