Fertilidad en la mujer lo puede indicar su reloj biológico

Fertilidad en la mujer

Las mujeres entre los 30 y 40 años deberían obviar las pruebas de fertilidad. Las clínicas de fertilidad en la mujer por lo general usan análisis de sangre y de orina para evaluar la cantidad y calidad de los óvulos que tiene. Es una información que los profesionales clínicos podrían utilizar al tomar decisiones en el tratamiento de las mujeres estériles.

Un estudio encontró que esas pruebas no pueden predecir si una mujer en sus años tardíos reproductivos quedará embarazada.

Fertilidad en la mujer disminuye cuando envejen

En general, las mujeres tienen problemas para quedar embarazadas a medida que envejecen. A una edad más avanzada se reduce la existencia de óvulos y la calidad de los restantes declina. Explica la Dra. Anne Steiner las mujeres frecuentemente quieren están seguras que todavía tienen tiempo de comenzar una familia. Asimismo confirmarían que deberían congelar sus óvulos para un futuro embarazo.

La Dra. Anne Steiner es profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

La edad en la que una mujer puede concebir varía de una persona a otra.

A partir de los 35 años de la mujer, un tercio de las parejas tendrán problemas para concebir. Así lo indicó la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (American Society for Reproductive Medicine).

Niveles bajos de la hormona antimülleriana (HAM) y altos de la hormona estimulante del folículo (HEF) se consideran indicadores de una “reserva ovárica” baja. Esto significa que una mujer tiene pocos óvulos disponibles. Debido a esto ha avivado el interés de las mujeres de realizar análisis de sangre y de orina para monitorizar su fertilidad.

¿Los análisis de sangre y de orina pueden ofrecer información precisa si la mujer es capaz o no de concebir?

Steiner y sus colaboradores tomaron muestras de sangre y orina en mujeres de 30 a 44 años. Las mismas no tenían antecedentes ni factores de riesgos conocidos y apenas estaban intentando quedar embarazadas. Como se esperaba, los niveles de HAM se redujeron y los niveles de HEF aumentaron con la edad. Al tomar en cuenta la edad, las mujeres con reserva ovárica baja podían quedar embarazadas igual que las que tenían valores normales.

En general Steiner aseguro que la edad debería ser determinante de los planes reproductivos no los valores de biomarcadores.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!