Impedir que los pies estén helados todo el tiempo

Existen individuos que los pies permanecen helados en el transcurso de todo el año, hasta en verano. Usualmente, eso es debido a un inconveniente en la circulación. Ese bombeo que produce la sangre empieza por el corazón y, como resultado, los pies tienden a ser el último sitio en alcanzar.

Por ello, si vuestro flujo sanguíneo lo logra producirse de forma adecuada, tampoco obtendrán el calor requerido, sea cual sea la estación en el que estáis. Si ese es vuestro caso, os aconsejo consultar con el médico más asequible. Sin embargo, os daré diversos trucos con el fin de hacerle frente al problema. Continúen con estos trucos a continuación para no cargar con los pies helados.

  1. Caminar por lo menos 35 minutos en el día

Es un ejercicio sencillo para que vuestro sistema circulatorio funcione correctamente. Eso pasa al momento de requerir más oxígeno, vuestro organismo se logra activar con el fin de encontrar la cantidad ideal y, por tanto, incrementa el flujo sanguíneo. Hacer algún deporte moderado es muy recomendado al momento de tratar esas dolencias cardiorrespiratorias ya que no desmejora vuestras afecciones, soberanamente de la amenaza.

  1. Modificar la postura cada tiempo con el fin de terminar con los pies helados

Usualmente y a raíz del trabajo, es usual el que terminen pasando mucho tiempo en una posición estática, bien sea sentados o de pie. Ninguna de esas 2 alternativas es recomendada si se pretende el dejar los pies helados durante lo que resta del año. Es debido a que permanecer en una postura de manera extensa entorpece ese flujo sanguíneo. Por manejar una metáfora, vuestro organismo empieza a ser más vago, hace el mínimo esfuerzo, por lo que la sangre que consigue alcanzar la parte inferior de vuestro cuerpo es escasa.

  1. Comer de manera idónea

Esos alimentos fundamentales son los que poseen calcio, magnesio y vitaminas E y C. Esos se encargan de fortificar vuestras articulaciones y optimizar el modo en que la sangre se mueve. Con eso, estarán impidiendo los problemas en cuanto a circulación y será un tratamiento permanente para los pies helados.

  1. Evitar fumar

Se conoce que tabaco es nocivo para todo y en este sentido no es diferente. Esa nicotina y otros elementos el cual posee, tapan las arterias, y no permite que el oxígeno y la sangre consigan llegar a todos los rincones de vuestro cuerpo. Hay infinitas terapias con el fin de curar el tabaquismo y ese molesto síndrome de abstinencia. No obstante, jamás resulta sencillo eliminar el enlace con los cigarrillos, es cierto que en la actualidad existen más ayudas que nunca por lo que es recomendado que aprovechen todo al máximo.

  1. Seleccionen el calzado ideal

Lo primero es cargar con 2 cosas en mente con el fin de imposibilitar el que vuestros pies estén todo el tiempo helados:

  • No tienen que estar ajustados: Si éstos están muy ajustados, impedirán el correcto flujo sanguíneo.
  • Tienen que dejar que los pies transpiren: Los materiales usados en la fabricación deben de ayudar esa entrada y salida de aire con el fin de que esa oxigenación sea mucho más sencilla.
Compartir