Mantener la calma en todo momento es vital para la salud

Hay muchas veces que actuamos por impulsos negativos debido a situaciones que son molestas para todos y es casi inevitable evitar sentir enojo, sin embargo, como todo en la vida el controlar la ira y conservar la calma tiene sus beneficios y también sus trucos por ello, os dejo 10 consejos útiles para no perder los estribos.

  1. Escuchar Música: No obstante, además de ser una buena compañía, la música tiene otros beneficios que nos ayudan en nuestra vida diaria. La música genera biorritmos y cambia el estado de ánimo, trasladando a un estado de ánimo mucho más positivo que el de costumbre. Además el gusto por ello, une a personas que comparten una pasión similar, ayuda a conocer gente nueva, a hacer vida social y a unir grupos.
  2. Salir a Pasear: Caminar 10 minutos por un parque o cualquier ámbito de área libre, ver gente, animales y todo tipo de interacción común habitual en los seres vivos, dispersa la mente, junto a una respiración adecuada y profunda. Libertad, sinónimo de desestrés o depuración de molestias.
  3. Comer Naranjas: El contenido de ésta fruta, como la Vitamina C, ayuda a disminuir el exceso de cortisol, la cual es una hormona esteroidea, o glucocorticoide, producida por la glándula suprarrenal como respuesta al estrés.
  4. Hidratarse: Tomar un vaso de agua sin parar, disminuye la ansiedad, lo cual es se vincula con la producción de estrés que sosiega al organismo.
  5. Estiramiento: Estirar el cuerpo mediante ejercicios o masajes, es totalmente funcional para deshacerse de lastensiones corporales y proporcionar la relajación. Una técnica que se caracteriza con ésta descripción, es el Yoga, usada desde hace cientos de años para lograr el efecto ya mencionado.
  6. Ducharse: Sumergir el cuerpo en agua caliente, relaja músculos, libera tensiones, elimina la ansiedad y tranquiliza la mente.
  7. Aromaterapia: Oler un aroma que transporte a algún recuerdo o momento feliz de la vida, proporciona un aumento de satisfacción y ánimo instantánea.
  8. Escuchar la Naturaleza: Existen ruidos naturaleza e incluso tecnológicos que se utilizan para ser escuchado por personas que sufren de estrés o ansiedad. Salir al campo, a un bosque, o a un parque y oír el canto de un pajarillo, una fuente, o incluso la corriente de un río, genera placer y sensación de libertad al cerebro, emitiendo una baja de presión, liberando endorfinas tranquilizadoras.
  9. Pensar: Recordar a una persona que se quiere, o imaginar cosas buenas con esas personas, genera placer, además de poner en práctica la imaginación.
  10. Leer: Leer un buen libro liberar tensiones, además de relativizar problemas, abre puertas a nuevos escenarios, genera identificación con los personajes, imaginando vivir otras vidas y genera nuevos conocimientos. La lectura consigue localizar la atención en otros campos lejos de los problemas y al estar relajados, ayuda además a enfrentarse a ellos con tranquilidad y objetividad.
Compartir