Necesito comer, sin subir de peso.

Necesito comer, sin subir de peso
Necesito comer, sin subir de peso

Necesito comer, sin subir de peso. A pesar de los esfuerzos, tienes problemas con tu dieta. Sientes mucha hambre y no puedes dejar de comer. Existe una forma de que puedas seguir comiendo lo que te gusta, pero en menor cantidad y sin subir de peso.

Tener toda la comida que te gusta al alcance de tu mano facilita en gran medida que comas más. Tu primera táctica debe ser elaborar una lista de supermercado, comprar sólo lo necesario y en cantidades exactas.

Si no compras todo lo que te gusta y lo llevas a tu casa, no lo comerás más tarde. Un interesante estudio demostró que la gente compraba más en el supermercado cuando estaba hambrienta en ese momento, o cuando había omitido una comida.

Así que la mejor hora para hacer tus compras sería después de comer, cuando estés completamente satisfecho.

Pero… Necesito comer. Si esto no te es suficiente y todavía sigues comiendo en exceso, lee algunos consejos que quizá te ayudarán

Come raciones pequeñas: un defecto de los hombres es comer alimentos altos en calorías y grandes cantidades. Tienden a acabar con cuanta comida ven en el refrigerador. Mientras que algunas mujeres comen a manos llenas, los hombres lo hacen a bolsas llenas. Si tienes antojo de un helado, sírvete, pero con moderación.

Necesito comer, pero con moderación
Necesito comer, pero con moderación

Mejor come temprano: La mayoría de quienes tienen problemas de sobrepeso consumen la mitad de calorías diarias después de las seis de la tarde. Tu cuerpo es propenso a guardar más calorías cuando estás menos activo. Justamente después de esa hora cuando por lo general se tiene menor cantidad de actividad física. Recuerda esta regla: “entre más tarde comas, tu dieta debe ser más ligera”.

Come con la mano izquierda: normalmente, a tu estómago le toma veinte minutos mandar el mensaje al cerebro de que ya está lleno o satisfecho, por lo que en ese lapso puedes seguir comiendo de más. Para comer menos, y más lento, come con la mano izquierda o la menos coordinada.

Te sorprenderás de ver que tan difícil es comer con la mano que no acostumbras, por lo que lo harás más lento. Además, te cansaras más rápido de comer, y como resultado: comerás menos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí