No se deshagan de las conchas de limón, descubran el por qué AQUÍ

En el momento que se prepara un zumo o emplean el jugo para alguna receta claramente se derecha la cáscara de limón. Eso el día de hoy es parte del pasado una vez que leas este tema. Seguidamente os narraremos los distintos  empleos y aplicaciones de la piel de ese bondadoso cítrico. No querrán tirarla a la basura nunca más.

La concha de limón, aliada como la pulpa

Seguramente habrán leído sobre las propiedades de esa fruta al ingerir el jugo (rica en vitaminas y minerales, desinfectante, abrillantadora, removedor de manchas, perfume, etc.). Sin embargo, lo que posiblemente no sepan es que es cáscara verde o amarilla posee decenas de aplicaciones en la vida cotidiana. Os interesará saber para qué funciona ya que el día de hoy os indicamos:

  1. Disminuye el colesterol: Utilizar la concha de limón es sinónimo de fructificar la gran cantidad de antioxidantes que posee. Asimismo, posee con flavonoides que balancean los niveles de triglicéridos y grasa en sangre y limpian de forma natural el organismo.
  2. Advierte de la osteoporosis: Todos sabréis que el limón posee demasiada vitamina C, pero ese no es el único nutriente. Asimismo brinda enormes dosis de calcio el cual está justificado y que es vital para la salud y la fortificación de los huesos. Consumir concha de limón auxilia a la prevención no solo la osteoporosis, sino que asimismo de la artritis reumatoide y la poliartritis inflamatoria.
  3. Optimiza el aspecto de las manos: En el caso de que padezcan de manchas en la piel por la edad o la exposición al sol deben frotar la parte interna de la piel del limón (el lado blanco) para darles su tono natural nuevamente. Asimismo se recomienda hacer lo mismo con las uñas, para enlucirlas y dejarlas más que lindas.
  4. Le da un suavizado y descansa los pies: En el momento que llegan cansados luego de estar todo el día laborando o de aquí para allá hace falta cumplir con la siguiente rutina: Un baño de pies relaja y a la vez suaviza.
  5. Exfolia y mejora el aspecto de la piel: Por ejemplo, si tienes los codos o talones muy resecos, te recomendamos que frotes por la zona la cáscara de un limón antes de acostarte. Además puedes usar la piel de este cítrico como un exfoliante natural.
  6. Disminuye el estrés oxidativo: Debido a los flavonoides que poseen, la concha de limón logra hacerle frente al tan popular estrés, pero asimismo a los elementos tóxicos y cancerígenos que se pudiesen estar acumulando en vuestro cuerpo. Os recomiendo que la agreguen rallada a vuestros postres, infusiones o batidos para gozar de esos beneficios. Diferentes investigaciones han justificado que ingerir limón en general y la concha en particular funciona para prevenir distintos tipos de cáncer (entre los cuales se pueden mencionar, el de colon y el de mama). No olviden que ese cítrico es muy alcalinizante y que el padecimiento se desarrolla cuando el cuerpo posee más simetría ácida.
Compartir