Recomendación para un buen desayuno lleno en proteínas

  1. Avena durante la noche

Es una buena opción para comer, es amigable y se puede personalizar a vuestras metas y definitivamente os proporcionará energía duradera y satisfacción de una comida exquisita.

Ingredientes:

  • Avena: ½ taza.
  • Yogurt griego bajo en grasa: ½ taza.
  • Leche al 1% (o café): ½ taza.
  • Proteína de suero (el sabor que prefieras): 1 cucharada.
  • Fresas frescas: 200 gr.
  • Canela al gusto.

Preparación:

  1. Combinar los primeros tres ingredientes y mezclar bien.
  2. Agregar una cucharada de proteína.
  3. Cubrir con fresas frescas y una pizca de canela.
  4. Colocar en un contenedor cubierto y enfriar en el refrigerador durante la noche.
  5. Disfrutarla fría o caliente en la mañana
  1. Huevos revueltos altos en proteína, en taza de café

Si están en busca de un extraordinario desayuno que no necesite ollas y sartenes, ¡no busquen más! Éste desayuno os mantendrá repletos en el transcurso de la mañana y os dará una explosión musculatura de proteína junto con un montón de verduras buenas.

Ingredientes:

  • 3 huevos.
  • Queso rallado bajo en grasa: ¼ taza.
  • Pimientos rebanados: ½ taza.
  • Espinaca fresca: 1 taza.
  • Hierbas y especias al gusto.

Preparación:

  1. Romper los tres huevos en la taza de café. Batir por 10-20 segundos.
  2. Calentar en alto en el microondas por 90 segundos.
  3. Sacar la taza y agregar el queso bajo en grasa, los pimientos y condimentos. Remover.
  4. Colocar nuevamente en el microondas por 30-60 segundos adicionales.
  5. Agarrar un utensilio y listo.
  1. Tortillas viajeras para el desayuno

No pierdan el tiempo y el dinero quedándose en algún auto-servicio local para adquirir un burrito de desayuno. Muy frecuentemente, lo que obtienen por $5 o más, es una tortilla de harina barata, salsa picante de baja calidad, y huevos que vienen de quién sabe dónde.

Ingredientes:

  • 10 huevos (o 3 tazas de huevos blancos).
  • Queso rallado bajo en grasa: 1/1/4 taza.
  • Pimientos rebanados: ½ taza.
  • Espinaca fresca: 1 taza.
  • Tortillas altas en fibra: 5.
  • Hierbas y especias al gusto.

Preparación:

  1. Huevos revueltos y vegetales a la consistencia deseada.
  2. Mezclar el queso rallado y las espinacas al final del proceso de cocción.
  3. Quitar los huevos del calor.
  4. Agregar 1/5 de los huevos y vegetales revueltos a una tortilla.
  5. Envolver la tortilla en papel aluminio y colocarla en un plato. Repetir con las cuatro tortillas restantes.
  6. Cubrir el plato con papel aluminio y colocarlo en el refrigerador.
  7. Al despertar, colocar el número deseado de tortillas en un plato para microondas y calentar por 60-90 segundos. ¡Solo asegúrate de quitar el papel aluminio antes!
  8. Re-envolver la tortilla en papel aluminio y listo.
Compartir