Remedios caseros para la tos

tos

La tos es una reacción de nuestro organismo para limpiar nuestras vías respiratorias. Pero aunque para nuestro cuerpo funciona de forma positiva las causas no lo son y tampoco las molestias que generan. En ocasiones puede ser por un breve momento. En ese caso es porque nuestro cuerpo expulsa rápidamente a lo que la genera. De ser persistente podemos aliviar sus síntomas con distintos remedios, en este caso hablaremos de los naturales. Estos son de fácil acceso ya que podemos encontrar la mayoría de ellos en nuestros hogares.

Jugo de zanahoria

Por sus nutrientes y vitaminas brindan alivio a diversos síndromes de la tos. Puede endulzar el jugo con un poco de miel.

Almendras

Puede preparar una pasta con ellas luego de dejarlas remojar en agua. Para mejores efectos gregue una cucharadita de mantequilla a esta pasta. Puede consumirla 3 o 4 veces al día.

Para la tos, jengibre

Es un analgésico natural por lo que alivia el dolor de garganta. Para consumirlo podemos hacer una infusión con una raíz de jengibre fresco o masticar algunas rodajas crudas. Otra opción es frotar su aceite en el pecho. También hay muchos remedios naturales que venden en farmacias que lo contienen.

Limón

Una muy buena opción es combinar el limón con miel y tomar esta mezcla caliente como un té. Con esto podemos deshacernos de la tos seca.

Cebolla

Este es un buen remedio para la tos seca crónica. Una opción es mezclando una cucharadita de miel y media cucharadita de jugo de cebolla.

Miel para la tos

Para la tos seca, podemos beber durante la noche leche caliente con miel. También podemos consumir una cucharadita de miel pura, esto a su vez alivia el dolor de garganta generado normalmente por esta enfermedad.

Ajo

Una opción es aplastar un diente y mezclarlo con miel para consumirlo. Otro buen remedio para la tos seca es hacer una infusión con dos o tres dientes, se le puede agregar una cucharadita de orégano y luego tomar esta mezcla a temperatura ambiente.


Compartir