Home ENFERMEDADES PREVENCIÓN Accidentes frecuentes durante el sexo

Accidentes frecuentes durante el sexo

Accidentes frecuentes durante el sexo
Accidentes frecuentes durante el sexo

Los accidentes sexuales son muy usuales, inclusive mucho más de lo que alcances suponer. Estos casos, por lo general, se relacionan con el sitio donde se tienen relaciones, lo que se usa de vestimenta o utiliza durante las mismas, inclusive ocurren como resultado de las propias funciones naturales del cuerpo.

Según un estudio ejecutado en Estados Unidos, las personas sostienen alrededor de 112 relaciones sexuales anuales; de las cuales casi un tercio termina sufriendo algún tipo de accidente sexual.

Ciertos de estos incidentes consiguen ser delicados, graciosos; y otros, repercuten de forma peligrosa. Por esa razón, te enseñamos los más habituales.

Accidentes sexuales más frecuentes:

Flatulencias vaginales: ojo, no tiene que ver con los gases que provienen del intestino, por lo que no poseen olor. Solamente es aire que ingresa a la vagina y rápidamente es expulsado. El sonido se origina cuando hay cierto espacio entre el pene y las paredes vaginales.

Las flatulencias vaginales es uno de los accidentes sexuales más comunes

Fisuras en el pene: las contusiones del pene son muy frecuentes en las emergencias del hospital. Estas se producen durante la masturbación, así como en el acto sexual; y son el resultado de los movimientos rudos o bien, por el empleo de vestuarios específicos que logren ocasionar arañazos o heridas en el miembro masculino.

Generalmente, ocurren cuando se manejan posiciones raras en las que no existe coordinación o bien, en las relaciones donde la mujer ocupa un rol dominante.

(También puedes leer: Funcionamiento del pene, conociéndolo bien puede dar mayor placer)

En ocasiones relajarse en exceso: en ciertas circunstancias, como resultado de la relajación de los esfínteres durante el orgasmo, logra facilitarse la salida de orina y flatulencias. Una manera de evadir este incidente es desocupar la vejiga anticipadamente o soslayar alimentos que induzcan estos gases.

Condón olvidado: por momentos, logra ocurrir que el condón se quede adentro de la vagina. Es uno de los eventos más frecuentes; y cualquier caso se pide no inquietarse y comenzar a extraer cuidadosamente el mismo, asegurándose de limpiar bien la zona íntima. Si tienes alguna duda, no titubees en pedir ayuda al ginecólogo.

Tirones y espasmos: el sexo es como otra actividad física, donde si efectúas cualquier movimiento violento sin calentamiento previo, conseguirás sufrir de dolencias de espalda, cuello y muslos.

Salir de la versión móvil