Home PSICOLOGÍA SEXUALIDAD Cómo aumentar la libido femenina para mejorar la vida sexual en pareja

Cómo aumentar la libido femenina para mejorar la vida sexual en pareja

aumentar la libido femenina
Cómo aumentar la libido femenina para mejorar la vida sexual en pareja. Imagen vía Freepik.es

En los últimos años, la sociedad ha evolucionado (o por lo menos una gran parte de ella). Actualmente, hablar de sexualidad se ha convertido en un tema de responsabilidad y conciencia, más allá de lo que implica el sexo como tal. Aun así, millones de parejas alrededor del mundo, se mantienen apegados a ciertos prejuicios o tabúes entorno a esta actividad, lo que hace que su vida sexual se vaya en picada. Además de ello, el ritmo de vida que llevamos hoy en día y las miles de situaciones a las que tienen que hacer frente las generaciones actuales, no siempre juegan a favor de los juegos de cama. Por tanto, lejos de lo que puedas estar pensando, el poco deseo sexual de tu pareja no siempre está relacionado con la infidelidad o la pérdida de interés en tu persona, sino que involucra procesos físicos, hormonales e incluso mentales de los que quizás ninguno es consiente.

Partiendo de esta realidad y considerando que, de acuerdo a varios sexólogos, la disminución del deseo sexual es más frecuentes en mujeres que en hombres; en este artículo hablaremos de algunos consejos para aumentar la libido femenina y mejorar la vida sexual en pareja. 

¿Qué es la libido femenina?

La libido femenina está directamente relacionada con procesos hormonales diversos y complejos que fluctúan a lo largo de su vida. Imagen vía Freepik.es

Antes de entrar en materia, concentrémonos primero en la libido. En términos generales, básicamente la libido es un sentimiento directamente relacionado al deseo o atracción sexual. No es una sustancia que se gasta y se recarga o algo tangible en nuestro organismo, es más una sensación que percibimos.

En el caso particular de las mujeres, su aumento o disminución se da por la conjunción de procesos hormonales directamente ligados a la producción de estrógenos y testosterona, así como reacciones químicas que se originan en nuestro sistema nervioso central. De hecho, incluso la autopercepción física de una mujer, puede jugar en contra o a favor de su disposición sexual.

Ahora bien, esto no quiere decir que en determinados momentos, el hombre no pueda pasar también por una disminución de su libido o que su apetito sexual sea siempre superior al de la mujer. En todo caso, aquí entrarían procesos menos complejos, casi siempre relacionados al estado emocional del hombre o en el peor escenario, algún problema funcional.

El hecho es que, que la libido de una mujer fluctúe a lo largo de su vida adulta, es algo normal y sumamente común, más de lo que se cree. Tanto así, que si en este momento entras en una sexshop o alguna farmacia y parafarmacia Online, verás que existen incontables productos ideados para aumentar la libido femenina, pero muy pocos para el hombre.

Razones más comunes por las que una mujer pierde el deseo sexual

La rutina y la falta de comunicación, dos grandes causantes de la pérdida del deseo sexual femenino. Imagen vía Freepik.es

Recordemos que, al ser una ‘sensación’ ligada a la producción de hormonas femeninas, factores como la edad, la menopausia o el parto, influyen directamente en la disminución de la libido femenina. Pero, ¿Qué sucede cuando ninguno de esos elementos están sobre la mesa?, ¿Por qué una mujer sexualmente activa repentinamente pierde el deseo sexual? A continuación algunas de las razones más comunes:

  • Desequilibrio hormonal
  • Falta de comunicación con la pareja
  • Mínima o inexistente estimulación durante la actividad sexual
  • Tensión o conflictos recurrentes en la relación de pareja
  • Rechazo a la rutina o costumbres de pareja
  • Estrés generalizado, cansancio o fatiga
  • Malos hábitos alimenticios
  • Cambios físicos drásticos (por obesidad o pérdida exagerada de peso)
  • Trastornos psicológicos (ansiedad, depresión)
  • Falta de actividad física y sedentarismo
  • Enfermedades relacionadas al órgano sexual femenino (infecciones, ETS)
  • Abuso del consumo de sustancias nocivas (drogas, alcohol, tabaco)

Como hombre, puede que muchas de las razones anteriores te suenen más excusas que a un motivo válido. Como mujer, quizás aun no entiendas cómo éstas situaciones pueden afectar a largo plazo tu relación. En cualquiera de los casos, si has llegado hasta aquí es porque deseas mejorar la vida sexual en pareja, la buena noticia es que existen muchísimos métodos para ‘controlar’ y aumentar la libido femenina.

5 consejos para aumentar la libido femenina y mejorar la vida sexual en pareja

Aumentar la libido femenina no solo refuerza la relación de pareja, también incrementa la seguridad y la sensualidad de una mujer. Imagen vía Freepik.es

1. Forjar la comunicación es vital

Sí, que capaz sueña muy trillado, pero la comunicación dentro y fuera de cama en una pareja es fundamental. No es sólo pensar que al hombre ‘solo le importa el sexo’ y molestarte por sus quejas por falta de éste; es entender que este es un proceso tan natural como necesario para el funcionamiento de una pareja y que cuando este falta o falla, es normal que surjan dudas, incertidumbres y reclamos.

Hablar abiertamente, sin tabúes ni prejuicios, además de solucionar inconvenientes, también puede estimular el deseo sexual y encender nuevamente esa chispa perdida. Ahora, si esta esta fluidez comunicativa no surge fácilmente, pero el deseo de salvar la relación persiste, es probable que la terapia sexual y de pareja, sea una buena alternativa.

2. La rutina es la peor enemiga del placer

Hay algo que muchos hombres aun con años de ‘experiencia sexual’ no entienden y es la importancia de los preliminares y la estimulación sensorial antes del acto sexual. Aquí mucho influyen los tabúes y la educación, así como el machismo y demasiadas veces el egocentrismo. Lo cierto del caso, es que muy pocos son abiertos al uso de juguetes sexuales por ejemplo, otros ni les importa saber que existen productos como Libicare Gel y que decir de los que no tiene ni idea de dónde se encuentra el clítoris de una mujer.

Es así que, si eres un hombre al que le preocupa la disminución del interés sexual de tu pareja, pero al mismo tiempo no recurres al erotismo, a la estimulación de zonas erógenas o no retrasas la eyaculación en función del placer femenino, no esperes que tu pareja quiera realizar a gusto y frecuentemente una actividad monótona y sin gracia.

Por otro lado, si eres mujer y además consciente de que como pareja han caído en una rutina que te ha ocasionado desinterés, también es necesario exponer tus pensamientos de manera que entre ambos consigan una solución.

3. Cuidado con los hábitos alimenticios

Mas allá de algunos alimentos afrodisíacos que podrías incluir en tu dieta o que consumas suplementos como Libicare que promueven el deseo sexual, cuidar lo que comemos es sumamente importante. El tipo de alimentación que llevamos influye directamente en nuestra salud, estado de ánimo, apariencia física y todo este conjunto, estimula nuestra sensación de bienestar. Con esto no solo logramos aumentar la libido femenina, sino también nuestra seguridad, sensualidad y autoestima.

4. La actividad física como estimulante afrodisíaco

Existen muchas actividades que resultan estimulantes del deseo sexual femenino, algunas tan básicas como la lectura erótica, otras un poco más físicas como el ejercicio. Recordemos que las actividades deportivas son un excelente promotor en la producción de endorfinas como la serotonina y la dopamina, ambas responsables de la sensación de felicidad y bienestar. Además, estos también ayudan al mantenimiento de la apariencia física, lo que juega un papel determinante en la disposición sexual de la mujer.

Realiza actividades físicas en pareja o bien sea por separado, es una excelente alternativa para mejorar la vida sexual de ambos. En el caso particular de la mujer, si incluye actividades que involucren el reforzamiento del suelo pélvico mucho mejor.

5. Asesoría profesional

Bien comentamos que existen muchas razones que disminuyen el deseo sexual de la mujer, pero como habrás podido notar, muchas de ellas son de carácter fisiológico o incluso mental. En este sentido, con independencia de que se hagan ajustes en la vida de pareja, ante una falta de mejoría, lo recomendable es acudir con un profesional. No necesariamente debe ser un sexólogo o un terapeuta de pareja, tomemos en cuenta que procesos hormonales o ginecológicos también podrían estar jugando en tu contra.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan no sólo a incrementar la libido femenina en función de mejorar tu relación de pareja, sino que también te ayuden a abrir la mente, ganar confianza en ti y por supuesto, gozar de unas actividades de cama placenteras.

También podría interesarte: ¿Por qué contratar un seguro de decesos es una buena idea?

Salir de la versión móvil