Bud Sex, ¿Conoces este nuevo termino?

Bud Sex, ¿Conoces este nuevo termino?
Bud Sex, ¿Conoces este nuevo termino?

El bud Sex, en su traducción sexo entre amigos, compadres, panas, colegas, radica en un encuentro sexual entre hombres heterosexuales; con la única finalidad de obtener placer, por tanto, aquí no existen vínculos sentimentales.

Esta nueva tendencia ha generado polémica entre la sociedad; ya que muchos piensan que es absurdo mantener relaciones homosexuales sin ser gay o bisexual.

Sin embargo, la práctica Bud Sex, se logra dar entre los heterosexuales que en diversos casos tienen una pareja e incluso hijos. Pero mantienen relaciones sexuales con otro hombre para satisfacer sus instintos. Investigaciones recientes, han señalado que los hombres en el Bud Sex, no sufren ninguna vacilación de su identidad sexual; lo viven como un pasatiempo o diversión donde no existe el cariño, ni tampoco por ningún vínculo con la otra persona.

(También puedes leer: La masturbación, una práctica sexual muy común en los hombres)

Bud Sex, se logra dar entre los heterosexuales que en diversos casos tienen una pareja e incluso hijos
Bud Sex, se logra dar entre los heterosexuales que en diversos casos tienen una pareja e incluso hijos

Para profundizar en el tema, los hombres que lo practican no suelen sufrir ninguna crisis de identidad sexual, no existe ningún vínculo con su «Bud sex»

En el bud sex no está el romanticismo, aunque ciertamente consiguen crearse algunos lazos emocionales; dado que los participantes crean las raíces de su relación en la complicidad y la amistad. Realmente, suelen compartir aficiones, intereses sobre la política, mujeres, etc. De esta manera, el sexo se practica como un elemento adicional a la relación.

Durante el encuentro sexual suelen evadir los besos, los gestos afectuosos, incluso hasta el mirarse a los ojos, bloqueando así cualquier potencial vínculo emocional.

Los hombres que se incluyen dentro del “bud sex” pueden estar casado y hasta tener hijos. Por ello, esta experiencia es vista como un desahogo sexual generado en ocasiones por las situaciones; por ejemplo, se suele dar en cárceles donde no existe el acceso fácil a compartir instantes íntimos con una mujer.