Home PSICOLOGÍA SEXUALIDAD ¿Cómo ayudar a mi pareja si sufre de eyaculación precoz?

¿Cómo ayudar a mi pareja si sufre de eyaculación precoz?

como ayudar a mi pareja con la eyaculación precoz

Lejos de lo que muchas personas creen, la disfunción sexual conocida como eyaculación precoz, es un problema que de acuerdo a diversos profesionales de la sexología, afecta alrededor del 30% de la población masculina. Asimismo, a lo largo de su vida, entre un 70 y 80% llega a experimentar este tipo de situaciones, especialmente durante la juventud y adolescencia.

No obstante, aún cuando la sociedad hoy en día se encuentra mucho más avanzada en cuanto al manejo de temas relacionados con la sexualidad, la realidad es que sólo un mínimo porcentaje se anima a hablar de ello abiertamente o buscar ayuda profesional para dar solución a este problema. Esto ocasiona además de impacto negativo en la calidad de vida del hombre, en muchos casos también un quiebre en la relación de pareja si no se maneja adecuadamente.

Partiendo desde el entendimiento de que la salud emocional y psicológica del hombre se ve realmente afectada por su incapacidad para evitar la eyaculación precoz, como pareja también es importante tomar parte activa en la búsqueda de soluciones. En este sentido, evitar las recriminaciones, confrontaciones o muestras de insatisfacción sexual, son en definitiva, de las primeras acciones a tomar si realmente deseas ayudar a tu pareja con la eyaculación precoz.

¿Cómo afecta la eyaculación precoz la calidad de las relaciones de pareja?

El tema de la eyaculación precoz mal manejado puede originar innumerables problemas de pareja. Imagen vía Freepik.es

Se conoce como eyaculación precoz a la pérdida de control durante el coito y que ocasiona la expulsión súbita de semen, en un período no mayor a dos minutos luego de la penetración. Así como la disfunción eréctil, la inapetencia sexual femenina o cualquier otro trastorno que dificulte la realización de relaciones sexuales satisfactorias, son casi siempre, uno de los principales motivos de problema en cualquier relación amorosa.

En algunos casos, estos problemas pueden ser de menor o mayor escala en función a la importancia que tenga la sexualidad en la relación, y especialmente en cómo se aborde la situación. De hecho, la opinión de muchos terapistas sexuales es que más allá de las dificultades en la cama, lo que termina por empeorar la relación de pareja, es la renuencia de una de las partes a hablar de ello o buscar soluciones.

Mostrar empatía, brindar muestras de apoyo en todo momento, y  reforzar los lazos de comunicación y es quizás una de las grandes dificultades que se experimentan ante la insatisfacción sexual prolongada. Más aún, si el compañero para escudar sus sentimientos de frustración o vergüenza, se muestra receloso u hostil con la pareja. De allí, sólo es cuestión de tiempo para que ambos comiencen a presentar ansiedad, mal humor, desilusión, culpa o resentimiento.

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja si es eyaculador precoz?

Las muestras de apoyo y afecto siempre tendrán mejores resultados que las recriminaciones ante una problema de incapacidad sexual. Imagen vía Freepik.es

Con la mentalidad firme en ayudar a tu pareja con su problema de eyaculación precoz, lo primero que debes saber es que más del 90% de los casos el origen es psicológico y no físico. Aunque no es un mal de morir, manejado de la manera incorrecta puede tener serias repercusiones en la masculinidad.

Por ello, ante el diagnóstico o la certeza de que tu compañero padece este problema, encontrar el tono y las palabras adecuadas, siempre será el camino más adecuado para no romper el vínculo entre ambos. En términos generales, te recomendamos:

1. Abordar sutilmente el problema

Una buena comunicación es la base fundamental de toda relación de pareja. Si bien cada persona es diferente y los hombres pueden reaccionar de distintas maneras luego de un encuentro sexual fallido, es importante que el tema sea abordado de la manera más delicada posible. Nunca hacerlo en actitud recriminatoria o en medio de una discusión, con esto sólo lograrás un mayor distanciamiento y mayor tensión sobre tu pareja.

2. No dejar que el problema pase por debajo de la mesa

Especialmente si es algo recurrente en un período considerable de tiempo. Es totalmente comprensible que el hombre experimente ciertos sentimientos de vergüenza e intente restar importancia alegando excusas como estrés o sobreexitación. Sin embargo, si la frecuencia de este tipo de situaciones es mayor a las de las relaciones sexuales satisfactorias con penetración, obviarlas o simplemente hacer de cuenta que no sucede sólo conseguirá que la relación poco a poco pierda fuerza. Actualmente existen muchas técnicas para evitar la eyaculación precoz, si tu pareja se rehúsa a sacar el tema, bien puedes tú informarte y buscar soluciones conjuntas.

3. Dejarle saber que el problema los afecta a los dos

En una relación estable dónde las muestras de afecto no escasean, un problema de índole sexual puede causar dudas, dolor e infinitas preocupaciones. Nuevamente resaltando la importancia de una buena comunicación, hacerle entender a tu compañero cuánto te afecta no sólo a nivel sexual, sino también emocional o personal su trastorno, es una manera de equilibrar la carga y visualizar más claramente soluciones. Todo esto, desde el respeto, el apoyo y desde luego, el amor de pareja.

4. Evitar las recriminaciones y la reparticiones de culpa

Durante el proceso de aceptación, manejo y búsqueda de soluciones para ayudar a tu pareja con la eyaculación precoz, es importante no entrar en las aguas turbulentas del enojo y frustración. Esto nos puede llevar a recriminaciones, comparaciones, palabras hirientes o descalificativas que lejos de aportar, lo que harán es retrasar todo el proceso e incluso terminen de enterrar tu relación. Si es una persona que realmente te importa y por la que te preocupas, ten presente que unas simples palabras en momentos de vulnerabilidad pueden hacer mucho daño.

5. Buscar ayuda profesional

El actual y fácil acceso a la información ha hecho que dar con técnicas para trabajar la eyaculación precoz de manera particular sea muy sencillo. Aun así, como cualquier otro trastorno que puede tener un indicio psicológico, la ayuda e intervención profesional, indiscutiblemente siempre se perfilará como la mejor alternativa. Llegados a este punto, el papel de la pareja es brindar todo el apoyo posible ya sea que el hombre decida acudir sólo y por su cuenta, o que por el contrario requiera de su compañía.

Muchas veces en la psicoterapia conjunta se descubren muchos detonantes que pueden o no, afectar la sexualidad en la relación, por ello no deber ser una alternativa descartable en una pareja con problemas de eyaculación precoz.

También podría interesarte: Lo que debes saber sobre la Interrupción Voluntaria de un Embarazo

Salir de la versión móvil