Home NUTRICIÓN ¿Por qué es importante incrementar la ingesta de Omega 3?

¿Por qué es importante incrementar la ingesta de Omega 3?

importancia de incrementar la ingesta de omega 3

Según datos de la OMS, la mala alimentación se cobra alrededor de 1,9 millones de vidas al año, una cifra mayor a las muertes que se producen por cáncer. Uno de los responsables de esto es el colesterol malo o LDL presente en la gran mayoría de alimentos cotidianos de la población mundial (lácteos, carbohidratos de alto índice glucémico, carnes rojas, grasas trans, etc. Ante tal realidad, es absolutamente necesario incrementar la ingesta de Omega 3, pues este juega un papel determinante en la disminución del colesterol malo y los niveles de triglicéridos en sangre.

En este artículo, te contamos qué es el omega 3, cuál es su utilidad, por qué es importante incluirlo de alguna manera en esta dieta y algunas alternativas de alimentos que te ayudaran a incrementar su consumo.

¿Qué es el Omega 3 y cuál es su utilidad para el cuerpo humano?

El Omega 3 es un tipo de grasa poliinsaturada de cadena larga que produce una serie de procesos bioquímicos sumamente importantes para el desarrollo y funcionamiento del organismo. Está compuesta por una serie de ácidos grasos que son considerados como esenciales, debido a que nuestro cuerpo no puede crearlo por sí solo, teniendo que obtenerlo a través de la alimentación. De estos ácidos grasos, son particularmente beneficiosos para el cuerpo humano el DHA (ácido docosahexaenoico) y el EPA (ácido eicosapentaenoico), ya que ayudan entre otras cosas a:

  • Fortalecer las neuronas y el sistema nervioso
  • Promover el desarrollo de membranas celulares en nuestro cuerpo
  • Mantener saludable el corazón
  • Reducir el estrés oxidativo de las células y el envejecimiento prematuro
  • Promover el correcto desarrollo del feto durante el embarazo
  • Prevenir el desarrollo de células tumorales
  • Reforzar la salud visual
  • Potenciar el rendimiento deportivo

Desafortunadamente, muchos de los alimentos ricos en DHA y EPA pertenecen a una categoría premium, no precisamente regulares en la mesa del ciudadano promedio, siendo incluso bastante difícil para algunos incrementar la ingesta de Omega 3 por medio de ellos. Esto, en combinación la dieta poco saludable asociada al modelo de vida actual; no hace más que promover los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, pulmonares e inflamatorias, así como algunos tipos de cáncer.

En este sentido, buscar otras alternativas más accesibles o incluso por medio de complementos alimenticios de Omega 3 como el que podemos ver aquí, es una necesidad que toda persona que aprecie el cuidado de su salud debe tener como prioridad.

Alimentos que ayudan a incrementar la ingesta de Omega 3

Muchos de los alimentos ricos en DHA y EPA pertenecen a una categoría premium, lo que para muchos dificulta incrementar la ingesta de Omega 3 de forma regular. Imagen vía Freepik.es

Teniendo en cuenta la importancia de incluir en nuestra dieta habitual los ácidos grasos esenciales, sólo falta conocer en qué tipos de alimentos podemos conseguirlos en mayor concentración. Con esta base, será más sencillo elaborar preparaciones diversas que nos ayuden a lograr una adecuada ingesta de omega 3 en nuestro día a día. Para tener una referencia, pues la cantidad necesaria depende de la edad y las condiciones físicas de las personas, para un adulto se sugiere un consumo promedio de 0,1-1,0% de la energía diaria, esto quiere decir entre 0,25-2,25 gramos.

  • Pescados azules o grasos (salmón, bacalao, arenque, sardinas, caballa, anchoas, atún, pez espada…)
  • Caviar
  • Camarones o gambas
  • Frutos secos o nueces (cacahuete, almendras, pecanas, nueces de macadamia…)
  • Semillas de cáñamo
  • Repollo o col
  • Aceite de linaza, soja o canola
  • Semillas de chía o lino
  • Aguacate

Como siempre, ante la necesidad de plantearnos una alimentación más saludable o incluir suplementos de cualquier tipo en nuestra dieta, lo más recomendable es colocarse en control nutricional. De esta manera, podemos estar seguros de estar cubriendo nuestras necesidades calóricas básicas y si no, aplicar las medidas correctivas que sean necesarias. Recuerda que no sólo se trata de para incrementar la ingesta de Omega 3, sino de hacerlo de la manera adecuada que nos permita aprovechar sus beneficios sin suponer ningún riesgo para la salud.

También podría interesarte: 5 consejos útiles para evitar recaídas en la adicción

 

 

Salir de la versión móvil