La salud mental en los adultos mayores

Las adultos mayores por lo regular, son personas saludables, aunque a veces en el plano mental ocurren ciertos cambios que alteran el estado de ánimo, la memoria, el aprendizaje y la orientación. Aspectos como la cultura, la educación y las experiencias adquiridas a lo largo de los años, hacen parte de bases sólidas para volver a aprender lo que con el tiempo se ha ido perdiendo.

Las adultos mayores por lo regular, son personas saludables, aunque a veces en el plano mental ocurren ciertos cambios que alteran el estado de ánimo, la memoria, el aprendizaje y la orientación. Aspectos como la cultura, la educación y las experiencias adquiridas a lo largo de los años, hacen parte de bases sólidas para volver a aprender lo que con el tiempo se ha ido perdiendo.

La etapa adulta: los adultos mayores y la salud

La vejez, puede ser una etapa de descanso y disfrute. No obstante, en algunas ocasiones podemos ver como estos se ven afectados emocionalmente debido a crisis, tensiones, dolores, que pueden acarrear problemas de salud mental.

¿Cómo ven los adultos mayores la vida?

Los adultos mayores por ya haber vivido etapas de vida en la que consumaron muchos deseos que tenían o anhelos, ven la vida de otra manera, con más calma y muchas veces lo que pretenden es descansar, que nada les aturda y poder pasar sus últimos años en paz. Por tal motivo, muchas veces esto no se presenta así, y hay situaciones que los desmotivan y caen en estados de riesgo. Alguna de las situaciones que podemos mencionar son:

  • Padecimiento de una enfermedad degenerativa o crónica.
  • Pérdida de un ser querido o pareja.
  • Soledad.
  • Aislamiento.
  • Problemas económicos.
  • Depresión.

Hay que poner especial cuidado con nuestros adultos mayores, abuelos, abuelas, padres, o sencillamente un persona que consideremos querida, a veces su salud mental pone de manifiesto de situaciones de salud más graves, como por ejemplo dolencias o enfermedades físicas, que de alguna u otra forma son negadas por ellos mismo, por el simple hecho de no querer afrontar lo que padecen.

Tengamos presente que los adultos mayores pueden manifestarnos como se sienten, y a veces le ignoramos. Pongamos especial alerta en estos llamados de atención:

  • El adulto mayor se siente discriminado e inútil por estar pasando la etapa de la vejez.
  • Se siente deprimido.
  • Le falta el apetito.
  • Duerme poco.
  • Tiene baja autoestima.

Finalmente, los jóvenes debemos procurar incentivar a los adultos mayores a sentirse motivados y que no representan carga alguna.