Home ENFERMEDADES MEDICAMENTOS Mitos y realidades sobre el consumo de cannabis medicinal

Mitos y realidades sobre el consumo de cannabis medicinal

mitos y realidades del cannabis medicinal

La aceptación y regularización del consumo de cannabis con fines terapéuticos, es un tema que a nivel mundial lleva años siendo cuestionado. Y no solo a nivel de las autoridades competentes o dentro del sistema sanitario, sino también por la opinión pública que no deja de estar en constante debate. Lo cierto del caso, es que bien sea por falta de conocimiento o por la estigmatización que ha tenido esta planta a lo largo de la historia del ser humano, la controversia a su alrededor no cesa. Esto por supuesto, poco ha contribuido (por lo menos en España) con la realización de estudios fidedignos que determinen a ciencia cierta su potencial terapéutico. 

De hecho, lo primero que debemos tener bastante claro es que a pesar de que algunas personas recurran al cultivo de algunas variedades de la planta como es el caso de la auto amnesia y en sí al consumo de marihuana para paliar los efectos secundarios de algunas enfermedades, como tal ésta no es propiamente medicinal.

Lo que en realidad conocemos como cannabis medicinal son medicamentos derivados de los cannabinoides de la planta, especialmente aquellos con propiedades analgésicas (CBD o cannabidiol), que no generan síntomas contraproducentes como desorientación o hipotensión. O por lo menos, no más que cualquier otro medicamento recetado para tratar la misma condición. También debemos tener presente que la aplicación clínica del cannabis, así como derivados en España es todavía limitativo.

En este sentido, y para despejar un poco la información tan contradictoria que se maneja sobre las propiedades y aplicaciones clínicas de la marihuana, en esta oportunidad te hablaremos de los mitos y realidades más comunes del cannabis medicinal.

Mitos y realidades sobre el cannabis medicinal

Mitos y realidades sobre el consumo de cannabis medicinal: lo que en realidad conocemos como cannabis medicinal son generalmente medicamentos derivados de los cannabinoides de la planta, principalmente cannabidiol (CBD) e incluso el tan cuestionado tetrahidrocannabinol (THC). Imagen vía Freepik.es

1. Puede curar algunos tipos de cáncer

Es quizás una de las mayores controversias que se han generado alrededor del consumo de la planta del cannabis con fines terapéuticos. Si bien, algunas personas que padecen tumores cancerígenos recurren a este hábito como método paliativo, en realidad se hace con el fin de disminuir los efectos generados por tratamientos de quimioterapia o radioterapia (vómitos, náuseas, dolor crónico).

De hecho, en algunos países como Estados Unidos, se prescriben ya medicamentos con este propósito, cuyo uno de los componentes activos principales es el tan cuestionado tetrahidrocannabinol (THC), el cannabinoide más potente de esta planta y al cual se le atribuyen sus efectos psicotrópicos. Claro que, todo ello bajo estricta supervisión médica y en casos muy específicos.

2. El cannabis puede curar diversas enfermedades

Al igual que con el cáncer, nuevamente nos encontramos ante uno de los mitos sobre el consumo de cannabis medicinal más popularizados. Como ya hemos mencionado, los medicamentos derivados de la planta sativa cumplen un sólo objetivo y es el de mitigar los síntomas de una enfermedad o los efectos secundarios que puedan generar un tratamiento, por tanto no curan.

Asimismo, no están indicados para todo tipo de enfermedades, pues los fármacos disponibles son pocos o carecen de estudios que abalen su efectividad. En el caso de algunos países europeos, se emplean fármacos cannabinoides en algunos tipos graves de epilepsia, para reducir dolencias crónicas por causa de artritis reumatoide, fibromialgia o esclerosis múltiple, y desde luego efectos secundarios de la quimio.

3. Los fármacos con cannabinoides generan adicción

Al igual que ocurre con el cannabis de uso recreativo, no existe suficiente base científica como para aseverar que el consumo de cannabis medicinal a largo plazo pueda generar algún tipo de adicción en un paciente. Principalmente, porque estamos hablando de derivados de la planta que por lo general no llegan a alcanzar altos porcentajes de concentración como para ser nocivos o causar algún tipo de dependencia. Especialmente si hablamos del cannabidiol que de acuerdo con declaraciones realizadas por la OMS, “en seres humanos, el CBD no presenta efectos indicativos de abuso o potencial de dependencia”.

4. Abre la puerta al consumo de otras drogas más potentes

Nuevamente nos encontramos ante una aseveración que está más relacionada al consumo de marihuana de forma recreativa, particularmente en jóvenes y adolescentes. Aunque no es algo que se pudiera afirmar o negar rotundamente, basándonos en evidencia científica; no habría razón para que dentro de un tratamiento supervisado, un paciente recurra a la ingesta de otras sustancias nocivas como consecuencia de la prescripción de fármacos con derivados de cannabinoides.

5. No genera efectos secundarios

Culminando con los mitos y realidades sobre el cannabis medicinal, algo que es muy común escuchar es que este no genera efectos secundarios en los pacientes que lo consumen. Lo primero que debemos considerar es que cada caso debe ser evaluado de forma individual, dando especial atención a la condición de salud de la persona y que no todas reaccionan igual ante determinados tratamientos.

Por otro lado, aunque los fármacos con cannabinoides estén pensados para contrarrestar los síntomas de algunas enfermedades, esto no quiere decir que por si solos no generen otro tipo de efectos, que pueden o no afectar negativamente al paciente. Algunos de estos síntomas comunes por lo general van relacionados al estado de ánimo, disminución del apetito, sensación de sequedad en la boca, alteración del sueño, entre otros. 

Es normal que en esta Era tan digitalizada se escuchen y lean cada cosa acerca de tantos temas importantes, por ello la mejor alternativa para mitigar dudas, mitos o realidades acerca del cannabis medicinal, es con la ayuda de profesionales sanitarios que manejen estos conceptos y tengan los conocimientos precisos para indicar cuándo es necesario recurrir a este método paliativo. 

También podría interesarte: 5 alimentos que te ayudarán a quemar grasa

Salir de la versión móvil