nervio clave de la mujer ubicado en el tobillo provoca un mayor deseo sexual

nervio clave de la mujer.
nervio clave de la mujer.

Nervio clave de la mujer provoca un mayor deseo sexual. Al parecer existe un nervio clave situado en los tobillos de las féminas que puede aumentar su deseo sexual. Cantidades de estudios han sugerido qué hacer cuando las féminas tienen muy bajo el deseo sexual, algunas serían: trabajar los preliminares, comer chocolate, practicar yoga, mantener controlado el colesterol, beber una copa de vino, entre otras.

Por mucho tiempo y hasta el sol de hoy se ha dicho que los hombres son quienes más sienten deseos de hacer el amor. Eso no es cierto, en realidad ambos sexos tienen las mismas necesidades de mantener relaciones sexuales. La diferencia es que sus ciclos funcionan de forma distinta y es algo que han tenido confundido a los especialistas.

El nervio clave de la mujer. Estímulo por descargas eléctricas

nervio clave de la mujer.
Los médicos descubrieron un nervio clave que se sitúa en los tobillos de las féminas…

Esto no quiere decir que necesites de una herramienta o utensilio para darle un chispazo a tu pareja. Existen otras maneras para lograrlo. Los médicos descubrieron un nervio clave que se sitúa en los tobillos de las féminas y que pueden ayudar a aumentar su deseo sexual.

En sí, se extiende desde las plantas de los pies hasta la parte inferior de la columna vertebral. Lo más accesible está en los tobillos porque puede aplicarse  electricidad ¿En qué consiste? La mujer recibe una pequeña descarga con una aguja que solo le va a provocar una sensación de hormigueo. Esta “intervención” también aumenta el suministro de sangre actuando como un viagra versión natural.

Según los investigadores creen que esta terapia podría ayudar a las mujeres que han perdido su deseo sexual. Los experimentos se realizaron al principio con ratas de laboratorio. De hecho, esto reveló que el flujo sanguíneo de la mayoría mejoró a los 25 minutos. Los científicos probaron un tratamiento durante tres meses con voluntarias que lo realizaron media hora semanal.

Muchas pacientes confirmaron estar más interesadas en tener sexo. Esto podría deberse a que el nervio tibial que pasa por el tobillo se encuentran con los nervios que irrigan la piel dentro de la médula espinal.