Niños y adolescentes adictos a la web 2.0: ¿Cómo evitarlo?

Los principales riesgos de la tecnología para los niños y adolescentes son la desconexión consigo mismos y con los demás, como consecuencia del aislamiento en la realidad virtual.

Aunque la era de la web 2.0 ha traído grandes ventajas no todo resulta perfecto. La comunidad que la utiliza con frecuencia lo hace en exceso y cada vez son más los adolescentes y hasta niños quienes lo incluyen en su día a día.

Este se ha convertido en la principal causa de la falta de descanso de la comunidad joven trayendo consecuencias sociales y de salud.

El gran reto: vigilar los niños y adolescentes

No resulta una tarea fácil para los padres lograr que sus hijos no permanezcan tanto tiempo en internet; sin embargo, mientras eso no les genere insomnio o adicción esta conducta ira desapareciendo.

Lo más recomendable es establecer un horario para dormir y para el uso de la tecnología; también se pueden fomentar actividades como escuchar música, yoga, etc.

(También te puede interesar: Comenzar de nuevo: aprende a valorarte y siéntete mejor que nunca)

¿Cómo estar alerta?

Si notas que ante la ausencia de internet tu hijo se pone ansioso tu deber es manejar la situación y recomendarles practicar algún deporte, pasatiempo, salir con amistades o cuidar una mascota.

niños y adolescentes
El abuso de la web 2.0 en niños y adolescentes puede generar aislamiento social.

Además ten cuidado si notas estas conductas:

• Hiperactividad a nivel cognitivo, lo que limita su concentración y el razonamiento lógico.
• Carencia de las habilidades sociales.
• Conductas agresivas.
• Falta de organización en sus vidas.
• Hábitos de pérdida de tiempo y poca planificación en el ámbito escolar y personal.
• Sentimientos de soledad y falta de atención por parte de sus padres, familiares y allegados.

Padres atentos

Para evitar el abuso de estas tecnologías, es importante que supervises a tus hijos y establezcas un horario para que puedan hacer las tareas del colegio con normalidad.
Negocia que no duerman tarde e impide su uso durante las horas de comida para que rindan es sus actividades.

Tienes que verificar que tú como padre no estés consumido también por la tecnología y aprendas a controlar la situación, establecer límites, imponer reglas y generar alternativas de recreación.