Home PSICOLOGÍA Plasticidad cerebral en los niños

Plasticidad cerebral en los niños

plasticidad cerebral en los niños
La plasticidad cerebral presenta mayor predominancia los primeros tres años.

Hoy en día se hace más común términos como plasticidad cerebral en los niños. Años atrás ese término era de total desconocimiento. De hecho científicos aseguraban que luego que una neurona moría esta era irreemplazable.

Ahora bien, conozcamos a que se debe la popularidad que ha ido ganando dicho término en los últimos tiempos. Y entender en que consiste la plasticidad en nuestros cerebros.

Se refiere a la capacidad que tienen las células nerviosas presentes en el cerebro para regenerarse anatómicamente y funcionalmente hablando. Permitiendo al cerebro adaptarse al medio que le rodea.

Durante la infancia el cerebro se encuentra en pleno apogeo de maduración, por lo cual esos circuitos neuronales están enlazándose; proceso conocido como sinapsis. Esto sucede al almacenar recuerdos derivados de experiencias, respuestas o aprendizajes que se adquieren a raíz de un estímulo repetido, de esta forma la conexión es funcional y se fija.

Plasticidad cerebral y su gran importancia

Entonces, conociendo que la plasticidad cerebral es la capacidad de reconstruir y conectar neuronas; se ha incrementado las probabilidades que un cerebro con algún traumatismo, enfermedad o patología pueda de alguna manera recuperarse.

Dicha cualidad de las neuronas se evidencia en los primeros años de vida. Ya que en un cerebro en etapa adulta, es decir, neuronas adultas muestran un descenso bastante diferencial en cuanto a sus capacidades de poder regenerarse funcionalmente.

Claro esta, no es un proceso mágico, son pequeñas mejorías que se pueden apreciar en la persona, en cuanto a funciones o movilidad perdida. Pero para ello se requiere estimular a ese cerebro lesionado de la forma adecuada.

Estimulación temprana

La plasticidad cerebral en los niños juega un papel importante. Esto se debe a que el ambiente en que este se desarrolle un bebe será crucial, permitiéndole a ese cerebro ser estimulado adecuadamente lo cual impacta directamente la estructura del mismo de por vida.

Durante la estimulación que se le brinda ya sea a un cerebro joven o uno que haya sufrido lesiones, se forman conexiones. La estimulación es recibida por el cerebro a través de los sentidos, es decir, oídos, ojos, olfato, tacto, gusto; así como también por el movimiento y equilibrio.

Es por ello que ya sea un niño sano, o con alguna condición que retrase su desarrollo, la estimulación temprana es una gran herramienta para marcar una diferencia en lo que pueden ser sus capacidades.

Para culminar aclaremos el hecho de que a lo largo de la vida la plasticidad es algo que está presente en nuestro cerebro; sin embargo su auge esta primordialmente en los primeros 3 años de vida. Tiempo que se vuelve crucial para estimular adecuadamente.

Salir de la versión móvil