Home PSICOLOGÍA SEXUALIDAD ¿Qué es la Pansexualidad?

¿Qué es la Pansexualidad?

pansexualidad
La orientación sexual sin barrera de géneros

El mundo está plagado de orientaciones sexuales que siguen siendo tabú (en el mejor de los casos) o directamente motivo de castigo (en el peor). Sin embargo, el hecho de que en muchas culturas empiece a reconocerse la libertad de los individuos para sentirse atraídos por quien quieran no significa que todas estas orientaciones estén saliendo a la luz por igual y reciban la misma atención. Para darse cuenta de ello basta con ver cuánta gente está familiarizada con el concepto de pansexualidad.

¿Qué es exactamente la pansexualidad? Se define como una orientación sexual específica en la que la atracción sexual, romántica o sentimental se produce hacia otras personas sin entender o distinguir de géneros ni de orientaciones sexuales concretas. El término, es un neologismo construido con el prefijo griego pan-, que significa “todo” y la palabra sexualidad.

Una sexualidad sin barrera de géneros

Las personas pansexuales, también llamados omnisexuales, se sienten atraídos, tanto por hombres y mujeres heterosexuales, lesbianas, gays, así como intersexuales, transexuales, intergéneros… 

¿Entonces, es lo mismo que la bisexualidad?

En absoluto, aunque es posible que existan personas que se declaran bisexuales por desconocimiento de la idea de pansexualidad. Son orientaciones sexuales parecidas, ya que cuestionan la dicotomía hombre/mujer y su relación con la atracción sexual, pero existen matices que las mantienen separadas.

Alguien bisexual es, en resumidas cuentas, alguien que puede sentirse atraído por personas de los dos sexos. Sin embargo, las personas bisexuales definen el sexo de las personas asociando a éste una carga de género: las mujeres son femeninas y los hombres masculinos. Es importante tener en cuenta esto porque, a pesar de que sentir atracción por los dos sexos puede poner en duda el valor de este criterio, los bisexuales siguen reconociendo la existencia del género asociado al sexo como algo importante.

La diferencia entre la bisexualidad y la pansexualidad es que en esta última tampoco juega un papel esencial el género, es decir, en conjunto de roles, actitudes y comportamientos que se consideran masculinos o femeninos. Alguien pansexual no tiene en cuenta ni el sexo de un sujeto ni la manera en la que su comportamiento sea amolda más o menos a uno u otro género. Simplemente, siente atracción por las personas.

La pansexualidad cuenta con su propia bandera, que fue creada para aumentar la visibilidad y el reconocimiento de esta comunidad. Está formada por tres bandas horizontales de color de rosa, amarillo y azul. El azul representa a aquellos que se identifican dentro del espectro masculino (independientemente de su sexo biológico), el rosa representa aquellos que se identifican dentro del espectro femenino (independientemente de su sexo biológico), y la banda amarilla representa la atracción hacia los géneros no binarios (esto es, los que no se identifican estrictamente con las palabras masculino o femenino) como andrógino, transgénero o intersexual.

El origen de este término se asocia al padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, aunque con una asociación distinta a la actual. Según Freud, la pansexualidad era “la impregnación de toda la conducta y la experiencia con emociones sexuales”. En definitiva, todo es sexo.

Vía | Muy Interesante

También podría interesarte: La importancia de una vigilancia genómica oportuna en América Latina

Salir de la versión móvil