Tratamiento para la piel grasa con remedios caseros

Tratamiento para la piel grasa
Tratamiento para la piel grasa

Tratamiento para la piel grasa.

La piel grasa es frecuente en la cara y en el cuero cabelludo. Aparece cuando las glándulas sebáceas producen sebo de forma excesiva. Este tipo de piel requiere que se tomen precauciones especiales cuando se limpia y cuando se aplica maquillaje.

La piel grasa es un trastorno estético más común de lo que podemos llegar a pensar y suele ser bastante molesto para aquellas personas que lo sufren, dado que no solo tiene que ver con el hecho de tener un rostro en el cualquier maquillaje parece brillar más de la cuenta, sino que también suele estar relacionado con problemas de granos y de acné.

Si tienes este tipo de piel y deseas poder saber cómo cuidar y tratar la piel grasa, atento a los remedios y cuidados que os ofrecemos.

¿Qué es la piel grasa?

Tratamiento para la piel grasa
Tratamiento para la piel grasa

La piel grasa, es el resultado de una producción exagerada de sebo por las glándulas sebáceas distribuidas en la epidermis. A primera vista, la piel grasa parece brillante y grasosa, a veces incluso deshidratada; la tez de la piel está apagada y, al tacto, es irregular o áspera.

La piel grasa es un fenómeno en sí mismo: la mayoría de las veces, de hecho, la piel seborreica también presenta poros dilatados, granos, enrojecimiento y cicatrices dejadas por el acné.

Claves del tratamiento para la piel grasa

Cómo tratar la piel grasa con remedios caseros

Utiliza jabones neutros, con un pH de 4.5-5.5 y que no sean excesivamente agresivos.

Cuando la piel grasa también tenga puntos de acné o negros, el remedio recomendado es utilizar productos de limpieza faciales específicos que pueden contrarrestar la hipersecreción sebácea, hidratar la piel, ayudar a cerrar los poros y combatir las bacterias.

Las mascarillas de arcilla son remedios antiguos pero muy efectivos para combatir la piel grasa. Las propiedades dermopurificantes y absorbentes de la arcilla están, de hecho, muy indicadas para mejorar la apariencia de la piel grasa. Por la misma razón, las compresas con barro térmico son igualmente útiles.

Presta especial atención a la limpieza de la cara: después de la limpieza, es aconsejable aplicar una loción astringente libre de alcohol en la piel.

En presencia de pieles grasas y acnéicas, se recomienda aplicar una o más veces al día una crema específica para el acné, formulada con ingredientes activos astringentes, dermopurificantes y seborreguladores.

Las pieles muy grasas requieren tratamientos más profundos: para este propósito, someterse al vapor y la posterior aplicación de un producto exfoliante son los remedios más adecuados. El vapor dilata los poros, preparando la piel para recibir los activos funcionales que componen la cosmética exfoliante.

Tratar la piel grasa con remedios naturales

Tratamiento para la piel grasa
Tratamiento para la piel grasa

Incluso aunque el trastorno de una piel grasa no puede ser completamente erradicado, los remedios naturales para la piel grasa aún pueden mejorar la apariencia de la piel de una manera más o menos evidente. Sin lugar a dudas, es preferible usar tónicos con una acción astringente, formulados con aceites esenciales.

Entre los remedios a recomendar tenemos:

Agua de rosas: Que tiene propiedades astringentes y que puedes aplicar a modo de tónico una vez te hayas lavado bien la cara.

Manzanilla (Matricaria recutita): que tiene propiedades locales antiinflamatorias, antimicrobianas, cicatrizantes y dermopurificantes. Puedes hacer una infusión, humedecer un algodón y aplicarlo por la cara suavemente.

Eucalipto (Eucalyptus globulus) y menta (Mentha piperita): que tienen propiedades refrescantes; del mismo modo, puedes hacer una infusión con los dos y aplicarlo a modo de tónico facial.

Azufre: los productos a base de azufre a menudo se recomiendan como un soporte para terapias farmacológicas para el tratamiento de pieles grasas y propensas al acné. Venden muchos jabones que llevan azufre, pero debes limitar el uso de éstos dado que puede resecar demasiado la cara.

Aloe vera: El aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias y calmantes, indicadas para pieles grasas y acnéicas.

Qué comer y qué no si tienes la piel grasa

Por otro lado, si sufres de piel grasa debes tener también cuidado con lo que comes. Te recomendamos que tomes los siguientes alimentos y evites estos otros:

  • Toma muchas frutas y verduras, ya que éstas son ricas en antioxidantes (vitamina C y E).
  • Elige alimentos ricos en omega 3 (pescado como bacalao, salmón, caballa) o omega 6 (fruta seca en general).
  • Toma cereales integrales.
  • Elige mejor la carne blanca; limitando el consumo de carnes rojas.
  • Entre lo que no comer o limitar, es mejor no tomar grasas de origen animal.
  • No tomar alcohol.
  • Evita las harinas y azúcares refinados.

Por último queremos añadir que, aunque tengas la piel grasa, no debes desanimarte y sí pensar en positivo; aunque no te lo parezca, incluso la piel grasa puede ofrecer algunas pequeñas ventajas.

Con información de Mejorconsalud.


También te puede interesar: Consejos para mantener la piel joven a los 40

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.