Mi perro ha fallecido ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Mi perro ha fallecido
Mi perro ha fallecido

Mi perro ha fallecido ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Un perro puede llegar a ser un gran amigo. Si tienes un mal día en tu trabajo o en tus estudios, tu perro siempre te acompañará y te amará de igual manera. Esto se debe a que su amor no tiene condiciones. Muchos hogares a nivel mundial tienen perros por mascotas, lo que implica que diariamente alguien padece el infortunio de perder a un animal amado.

Quizá sea por su edad, por alguna patología o por un accidente, los perros, como todo ser vivo, muere. Los veterinarios pueden hacer grandes esfuerzos por salvar la vida a un perro, aunque si es que sufre mucho y no hay curación, es factible que el veterinario lo “duerma” y así ayudar el trance hacia la muerte.

Dicho procedimiento se conoce como eutanasia. El veterinario inyecta al animal que primeramente se duerme y su corazón deja de palpitar. La eutanasia posibilita que un perro muera sereno, sin sufrimiento y sin temor. Pese a esto, determinar cuándo emplear este procedimiento, es algo doloroso.

Mi perro ha fallecido ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Las emociones desatadas al fallecer nuestro perro, posiblemente sean muy complejas y duras de afrontar. Lo más factible es que se sienta tristeza, acompañada de otras emociones. Puede sentirse enojo cuando las personas allegadas parezcan no comprender lo mucho que significa haber perdido a la mascota. Quizá se sienta culpa por no haberlo disfrutado más tiempo cuando vivía. Es normal sentir un gran torbellino de emociones cuando fallece un perro.

De igual forma que cuando fallece un pariente, al fallecer un perro, las personas enfrentan un periodo de duelo por esa partida. Algunos se sienten preparados para aceptar a otro perro de inmediato, lo opuesto de otros miembros de la familia. Quienes pueden requerir lapsos de tiempo distintos para sobrellevar el duelo de la pérdida.

Una persona puede estar lista para tener un nuevo perro desde el inicio, pero otra puede requerir mas tiempo. Es crucial tomar el tiempo necesario para asumir el duelo y respetar el proceso de los demás miembros de la familia.

Mi perro ha fallecido
Amor incondicional

Viviendo el duelo 

El duelo se puede presentar de diversas maneras diferentes. Hay personas que lloran mucho, otras personas tardan algún tiempo en asimilar la muerte de su mascota. Unas pierden momentáneamente el interés por cosas que previamente disfrutaban y quieren estar solas.

Prefieren otras tener la mente ocupada para no pensar en la pérdida. Es normal tratar de esquivar situaciones relacionadas al perro, como la comida que le gustaba, sus juguetes, el lugar que frecuentaban pasear o sus pertenencias.

Identificar y elaborar los sentimientos es ideal y de gran ayuda, conversar sobre la perdida es una de las mas efectivas formas de enfrentar la muerte de alguien querido, esto hace mucha gente al reunirse tras un funeral y recuerda al fallecido.

Admitir y asumir el duelo, conversar con amigos y familiares acerca del fallecimiento del perro ayuda a sentirse un poco mejor. Hay personas que realizan donativos a un refugio de animales en nombre de mascota o participan como voluntarios en el mismo.

Son ideas para ayudar a mantener una conexión sana con los buenos y felices momentos vividos con el perro de la familia. Probablemente nunca se olvidará al querido perro, con el transcurrir del tiempo el dolor y la tristeza pasaran. Cuando sea el momento ideal, probablemente se esta listo para abrir el corazón y el hogar a un nuevo perro que necesite una familia que lo cuide y ame a cambio de su amor incondicional.

¿Has perdido alguna mascota muy querida? Coméntanos cual fue tu experiencia.

(Puedes leer también: ¿Qué tan efectiva será la psicología inversa con los niños?)