Deshacerse de esos molestos ronquidos

Para un descanso placentero, no tiene importancia la aparición del ronquido, pero si se trata de usa siesta acompañada. Puede ser molesto para las personas presentes. El ronquido más allá de ser la consecuencia de la vibración de las estructuras nasoorales. También se debe a la resistencia hacia el flujo aéreo en la vía aérea superior.

Si el ronquido es producido por estrés, estrechez de los cornetes nasales, existencia de un cuadro de sinusitis crónica, obstrucción respiratoria parcial o total, tejidos blandos, mala postura, obesidad, tabaquismo o alcoholismo, entonces existe la posibilidad de eliminarlo.

A continuación se encuentran una serie de técnicas que pueden ayudar a prevenir

Cebolla con sal

Una cebolla debe ser fraccionada en dos partes iguales. Ésta luego se debe bañar sal en todo su alrededor, al igual que dentro del plato donde será colocada. El plato con la cebolla se colocará y se dejará a un lado de la cama o el lugar donde se duerma. El fuerte olor que provoca la cebolla puede mejorar la respiración de la nariz y así ayudar a reducir los ronquidos.

Agua de Mar

Si nunca se ha escuchado mencionar este producto, es porque hace milagros caseros como remedio de cosas extrañas. Se puede mezclar una taza de agua a temperatura ambiente con media cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato de sodio. Luego, con un cuentagotas, aplicar unas gotitas de esta agua salada en cada una de las fosas nasales. Después respirar profundamente. Esta solución ayuda a limpiar, destapar la nariz y abrir los orificios nasales, evitando así la abertura de la boca que tiende a producir los ronquidos.

Dormir de lado

El estrechamiento del fondo de la boca es menos pronunciado cuando se duerme de lado o boca abajo. Se debe resaltar que para dormir en esta posición debe tomarse la costumbre cada noche, y habituar el cuerpo, relajándolo a la hora del descanso.

Eucalipto

Si se tiene la nariz congestionada, es muy bueno respirar vapor de eucalipto la cual facilitará que la respiración por la vía nasal esté libre, combatiendo los ronquidos. Para prepararlo, se debe colocar hojas de eucalipto en una olla con agua, hervir, cubrirse la cabeza con una toalla e inspirar profundamente su vapor.

Ruda y aceite de oliva

Mezclar en un recipiente hermético un vaso de aceite de oliva con 50 gr. de ruda. Después cerrarlo y dejarlo macerar durante 2 semanas. Luego debe ser aplicado antes de ir a dormir en el puente de la nariz, nuca y cuello.

Entre otras opciones que existen para evitar los ronquidos. Se encuentran las tiras nasales que se comercializan en farmacias. Esto es porque pueden ser útiles en algunos casos y se pueden adquirir libremente sin receta. Se debe consultar al médico en los casos que también se note excesiva somnolencia y cansancio durante el día, o si los ronquidos también se acompañan de otros síntomas como pautas inusuales en la respiración o interrupción de esta durante el sueño.

Compartir