¡Increíble! La cúrcuma como ibuprofeno.

Cúrcuma
Cúrcuma

Lo más probable es que a lo largo de tu vida hayas consumido, al menos una vez la cúrcuma. De igual forma, quizá, también hayas tenido que recurrir al uso del ibuprofeno. De manera increíble, la forma en la que percibes a ésta especia cambiará. ¡La cúrcuma posee poderes mayores al del ibuprofeno!

Usos de la cúrcuma vs ibuprofeno.

Investigadores de la Universidad de Tübingen, en Alemania, afirman que la cúrcuma tiene el mismo efecto para aliviar el dolor e inflamación que el ibuprofeno. Incluso funciona mejor que el medicamento, puesto que, a diferencia de éste, no causa daños en el organismo.

Por su parte, el consumo excesivo de ibuprofeno puede causar problemas intestinales.

El ibuprofeno funciona bloqueando una enzima llamada COX-2. El resulta de bloquear esta enzima está en aliviar el dolor y reducir la inflamación. Esta especia tiene un efecto parecido al del ibuprofeno, debido a su alta concentración de curcumina, la cual también funciona como un inhibidor de la enzima COX-2.

Consecuencias del uso excesivo del ibuprofeno.

  • Aumenta el riesgo de sufrir un paro cardíaco.
  • Puede producir úlceras.
  • Produce náuseas.
  • Altera el sistema nervioso.
  • Puede generar dificultad al respirar.
  • Pérdida parcial de la visión y audición

Beneficios de consumir la cúrcuma.

  • Acelera el metabolismo.
  • Ayuda a prevenir el Alzheimer.
  • Reduce el dolor por artritis y osteoartritis.
  • Desintoxica el hígado.
  • Combate la gastritis.
  • Es una especia antibacteriana.
  • Disminuye el colesterol.

Sin embargo, su consumo en altas dosis puede tener efectos secundarios. En exceso genera la aparición de piedras en la vesícula, ictericia y también hígado graso.

¿Cómo se debe consumir esta especia?

Cúrcuma
Té de limón y cúrcuma

Consumir ésta especia puede resultar más fácil de los que piensas.

Al tratarse de una especia muy versátil, puedes aprovecharla en diferentes recetas e incluirla en tus comidas y hasta en batidos. Además de aportarte todos sus beneficios, le da un toque diferente a los alimentos.

Sin embargo, la forma más efectiva para su uso médico es mediante tés. La forma de prepararlo es muy sencillo. Para ello necesitarás:

  • 2 cucharadas de raíz de cúrcuma fresca rallada, o 1 cucharadita si es en polvo.
  • 1 litro de agua.
  • Miel y jugo de un limón fresco.

Preparación: Coloca el agua a hervir y luego agrega la cúrcuma. Si utilizas cúrcuma rallada, debes dejarla a fuego durante 15 o 20 minutos. Si la cúrcuma es en polvo, se deja hervir solo 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se filtra con un colador fino. Para finalizar, agrégale el limón y la miel. Se recomienda que se consuma caliente.

Compartir