Sobre los implantes anticonceptivos

Cada vez es más común hablar sobre las relaciones sexuales y todo es debido a la tecnología que nos otorga directa e indirectamente información. La educación sexual siempre nos la han enseñado desde la secundaria, pláticas sobre aborto y enfermedades de transmisión sexual, etc.

No obstante, el día de hoy es diferente y hablaremos de la peculiaridad que tiene el implante hecho con plástico flexible. Éste posee las dimensiones de un pequeño fósforo y no genera dolor. Se utiliza como método anticonceptivo y su trabajo es la de soltar progestina, hormona la cual impide el trabajo de los ovarios, en palabras sencilla, la liberación de óvulos y conjuntamente incrementa la creación de mucosa cervical que funciona como una pared bloqueando el semen.

El método solo puede aplicarse a la mujer, no importa la edad que se tenga. Pueden utilizarlo así ya vivan con una constante relación sexual y asimismo, no tiene efectos negativos si se utiliza durante el periodo de lactancia.

Este implante se aplica abajo de la piel, específicamente en el brazo, luego de utilizar algún analgésico local. Debe ser puesto por un especialista ya sea en alguna clínica privada u hospital público. El proceso de incrustarlo dura menos de 1 minuto.

Existen países en donde, esos implantes se colocan de forma gratis en hospitales públicos. Argentina, es un ejemplo de ello, pueden aplicarlo inclusive si tienen entre 15 y 19 años, esto con el fin de evitar embarazos prematuros.

Los estudios hechos mostraron que impide un 99% de embarazos, sin embargo, éste no es una barrera. Es por ello que es requerido el uso de preservativo con el fin de impedir enfermedades de transmisión sexual como el VIH, entre otras. Posee una vida de 3 años para luego, extraerse.

Las ventajas de éste anticonceptivo radican en que ya no sentirán fuertes dolores en el transcurso de la menstruación y asimismo, no se preocuparan al momento de tener un control como sucede con las pastillas, el cual pueden olvidar tomarla.

Dentro de las desventajas que se pueden conseguir es que, quizás sientan modificaciones en lo que al impulso sexual refiere, de igual forma, puede que sientan dolor de cabeza, molestias en los senos y hasta ganas de vomitar. Existe también la posibilidad de tener un sangrado irregular pero con el tiempo éste, se controlará. De igual forma, se recomienda visitar al médico y claro, utilizar preservativos para no correr ningún tipo de riesgos.

Es sólo un artículo de introducción al tema, si desean saber más no duden en dirigirse a un especialista. Consultar a un ginecólogo es importante y asimismo, hacerse un control con él de manera periódica para la constante revisión de estado.

Compartir