Algunos factores a prever para realizar tus ejercicios en la playa

Algunos factores a prever
Aquí te expondremos algunos factores que deberás tener en cuenta si vas a realizar un entrenamiento en la playa.

La playa es una excelente zona para entrenar

El entrenamiento físico es una actividad revitalizante y es excelente cuando se practica en la playa. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos factores a prever de manera que al entrenar arroje los resultados esperados.

(Lee también: Lo que pasa en tu cuerpo cuando no practicas alguna actividad física)

Generalmente cuando vamos a entrenar lo hacemos en superficies como la tierra o el cemento. Asimismo en lugares cerrados como los gimnasios o lugares abiertos como canchas o parques. Sin embargo, las personas que viven en ciudades costeras suelen aprovechar los espacios de la playa. Aunque no solo estas personas utilizan las playas, también lo hacen los deportistas.

La playa es una excelente zona para llevar a cabo actividades de fuerza y resistencia.  Sin embargo, hay factores que pueden influir en el rendimiento tales como: La superficie, el aire limpio y el sol. Estos factores deben tomarse en cuenta pero existen otro tipo de aspecto que involucran directamente el entrenamiento; deberán preverse para lograr buenos resultados.

Algunos factores a prever para que tengas en cuenta

La playa es un ambiente que debe ser manejado con calma. Aquí te expondremos algunos factores que deberás tener en cuenta si vas a realizar un entrenamiento en la playa.

  • Evaluar el terreno: Es conveniente evaluar el terreno poco a poco ya que la transición del asfalto a la arena puede ser brusco. Por otro lado, es importante prestar atención a la inestabilidad de las articulaciones como: tobillos y rodillas
  • Comenzar en arena mojada: Si vas a entrenar por primera vez en la playa es recomendable que comiences en la orilla del mar. Para maximizar los resultados intercala la superficie mojada y la seca.
Algunos factores a prever
Es importante prestar atención a la inestabilidad de las articulaciones
  • Humedad: En las ciudades costeras el organismo presenta dificultades para regular la temperatura corporal a través del sudor. Es recomendable la aclimatación previa para evitar desmayos, mareos, deshidratación y lesiones.
  • Indumentaria adecuada: la ropa debe ser fresca y suelta y un calzado ligero. El estar descalzo facilita el entrenamiento. En este caso es importante que los pies se adapten a la superficie de manera paulatina.

(Lee también: Flexibilidad total, en tan sólo 15 minutos)