7 beneficios de tener una mascota en casa

Son muchas las personas se niegan rotundamente a tener un animal de compañía en sus hogares. Alegan entre otras cosas; la responsabilidad que representa, la inversión económica que implica o simplemente lo descartan por temas de higiene y limpieza. Y es que ciertamente, la tenencia de un animal puede llegar a implicar todo eso y mucho más, pero aún así, podemos decir que en la actualidad los beneficios de tener una mascota en casa superan en gran medida a las obligaciones que genera.

Cuando hablamos de mascotas por lo general se nos viene a la mente los más comunes, perros y gatos. Sin embargo, en los últimos años la imagen de los animales de compañía se ha diversificado muchísimo, esto puede deberse a múltiples factores; la influencia y promoción de grupos ambientalistas, factores alérgicos en la familia, el auge del veganismo, etc. Actualmente, es bastante común ver como mascotas en casa, a roedores, reptiles, cerdos e incluso si tienes un espacio muy grande a una vaca. Algo que en lo personal nos parece fantástico, y digno de imitar por las futuras generaciones.

Si estás considerando hacerte con un animal doméstico para tu hogar; debes saber que esa decisión requiere de un compromiso de por vida y antes hacerlo, asegúrate de haber contemplado todos los escenarios posibles. Lamentablemente, sólo en España de acuerdo a cifras de la Asociación Nacional Española de Protección y Rehabilitación Animal (ANERPA), mas de 135.000 animales son abandonados anualmente. En Housepet puedes echar un vistazo, hacerte una idea y sacar tus cuentas de todo lo que necesitarás para mantener a una mascota, según la especie que decidas tener.

Los beneficios de tener una mascota en casa

animales de compañia

Uno de los mayores beneficios de tener una mascota en casa, es el soporte o ayuda psicológica que nos brinda. Son miles los estudios psicológicos que abalan las conexiones emocionales que se crean entre los seres humanos y sus mascotas. Cada día, son más los profesionales de la salud mental que recomiendan la tenencia o adopción de un animal de compañía como tratamiento terapéutico para ciertas condiciones mentales. Ahora bien, si aún así te mantienes escéptico; debes saber que tener un animal doméstico en el hogar aporta además otra serie de beneficios, entre ellos:

1 – Promueve la actividad física

Las mascotas, generalmente los perros en sus primeros años de vida gozan de un nivel de energía inigualable. Aunque este va disminuyendo de a poco con el paso de los años (en algunos nunca lo hace), siempre será necesario mantenerlos activos y en forma si queremos mantenerlos saludables. Se podría pensar que es algo que sólo beneficia al animal pero, esta necesidad promueve la actividad física de su dueño y es una excelente alternativa para aquellas personas con un estilo de vida sedentario. Cabe destacar que el ejercicio físico es uno de los tantos factores que ayuda a prevenir todo tipo de enfermedades.

2 – Reduce los niveles de estrés y ansiedad

Está científicamente comprobado que acariciar a un gato o perro por 10 minutos origina una disminución considerable en los niveles de cortisol, también conocida como «la hormona del estrés». Esto según estudios, proporciona un alivio momentáneo que ayuda a controlar el cuerpo en situaciones de estrés o intensa presión; y además elimina la necesidad de medicación o ingesta de ansiolíticos lo cual puede generar algunos afectos adversos.

3 – Aumenta el sentido de responsabilidad

El sentido de la responsabilidad normalmente aumenta conforme vamos alcanzando cierta edad, y este se intensifica cuando tenemos a nuestro cargo el cuidado de otro ser vivo. Las mascotas con su dependencia, no ayudan a establecer rutinas diarias, a administrar mejor nuestro tiempo, a ser funcionales, etc. Por otro lado, dentro de los beneficios de tener una mascota en casa es que, si hay niños; podemos enseñarles desde muy pequeños además del cariño y respeto por los animales, a ser responsables, cuidadosos y comprometidos.

4 – Soporte emocional en los malos momentos

Los animales domésticos son capaces de detectar nuestro estado de ánimo, y actúan en consecuencia para hacernos sentir mejor. Para algunas personas, esto puede parecer irreal o mera palabrería y es que, sólo aquel que ha atravesado un momento difícil en compañía de su mascota, puede dar fe del apoyo emocional que representan. Por otro lado, en momentos de tristeza o depresión, los animales nos incentivan de una manera muy sutil; al pedirnos comida, con su necesidad de ir al baño, de salir de casa, etc., todo esto hace que nuestro sentido de responsabilidad se imponga para darles el bienestar que se merecen. Luego de un año bastante difícil, las pérdidas humanas han golpeado profundamente a miles de familias a nivel mundial, una de las alternativas mas efectivas para sobrellevar el duelo es con una mascota en casa. 

5 – Mejoran el estado de ánimo

No hay mal humor que se resista a las ocurrencias de una mascota. Sea cual sea el que decidas tener, una vez que creas un vínculo emocional con el; este se convierte en una fuente inagotable de sonrisas que incentiva la producción de dopamina y serotonina en nuestro organismo, que como debes saber son neurotransmisores asociados al sentimiento de placer y de felicidad. Por otro lado, en algunos casos, en especial con los perros o animales rescatados, las demostraciones de amor a condicional y gratitud llegan a ser tan representativos que nos llenan de profunda alegría.

6 – Hacen más sensibles a los humanos

Cuando le damos cabida en nuestras vidas a un animal de compañía, debemos aprender a interpretarlos. Ellos no hablan, pero sin duda desarrollan unas habilidades impresionantes para comunicarse y decirnos exactamente que necesitan. Esto indiscutiblemente, nos convierte en personas más sensibles, más perceptivas, e incluso desarrollamos una especie de sexto sentido que nos alerta, ya sea dormidos o ausentes cuando algo no va bien con nuestra mascota. Por otra parte, es esa misma sensibilidad la que en algunos casos nos hace voceros de campañas contra el maltrato animal y la conservación de especies, o a colaborar con organizaciones cuyo objetivo es el rescate, y reubicación de animales en situación de riesgo.

7 – Animales de servicio en casa

Es bien sabido que, hay animales (generalmente canes), que son entrenados para ser el soporte o guía de personas con algún tipo de discapacidad: inválidos, invidentes, déficit auditivo… Lo que probablemente desconozcas, es que algunos animales son entrenados para mucho más que eso; los animales son capaces de detectar con anticipación un ataque de epilepsia, y alertan a su humano para que tome su medicación. También son una alternativa terapéutica para reducir los niveles de agresividad, así como la incidencia de ataques, en personas esquizofrénicas. En el caso de niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), Autismo o Síndrome de Asperger, las mascotas generan confianza y seguridad mientras que ayudan a incrementar los niveles de colaboración, atención e interacción. Esto último también aplica en el caso adultos mayores en casa, pacientes con Alzheimer o Demencia Senil.

En conclusión, podríamos hacer una lista infinita sobre los beneficios de tener una mascota en casa, porque realmente son muchos; aumento de la autoestima personal, hacen compañía a personas que habitan solas, ayudan mejorar nuestras habilidades para sociabilizar, entre muchos más. El último año, el impacto psicológico y social de coronavirus no ha hecho más que afianzar esta realidad. Sin embargo, como mencionamos al principio de este artículo, no es decisión que debe tomarse a la ligera, por consiguiente te recomendamos evaluar con lupa tanto las ventajas como las desventajas antes de decidirte.

También podrías leer: 5 beneficios de los cursos prepartos para madres primerizas