Bovarismo, vivir en un estado de insatisfacción emocional crónica

Bovarismo
En ocasiones la vida se nos desvía y la realidad simplemente no nos gusta o no corresponde con nuestras expectativas.

Bovarismo, estado de insatisfacción crónica

El filósofo francés Jules de Gaultier fue quien acuño el término bovarismo y ¿Qué significa? Esta se refiere a las personas que viven en un estado de insatisfacción crónica porque insisten en negar la realidad.

En ocasiones la vida se nos desvía y la realidad simplemente no nos gusta o no corresponde con nuestras expectativas. En consecuencia se nos presentan dos opciones: aceptarla radicalmente o escapar de ella. Conozcamos algunos de sus síntomas.

(Lee también: Libido bajo después de los 40 años, ¿por qué sucede?)

A veces olvidamos que las expectativas son solo suposiciones y las asumimos como hechos.

Síntomas más comunes

  • Expectativas pocos reales: A veces olvidamos que las expectativas son solo suposiciones y las asumimos como hechos. Esto hace que nos sintamos defraudados ante esa realidad que no cumple nuestras expectativas. Las personas con síntomas de Bovarismo o también llamado Síndrome de Madame Bobary; acumulan muchas expectativas irreales que nacen de su imaginación la cual desearían pero están desconectadas del mundo irreal.
  • Metas imposibles: Como es incapaz de vivir en la realidad se conduce en aspirar cosas que no están a su alcance. El problema es que construye castillos en el aire sin tener en cuenta los recursos de los que dispone. Asimismo se plantea metas imposibles precisamente para no perseguirlas.
  • Sesgo de confirmación: Significa que esta persona toma solo de la realidad partes que se ajustan con sus expectativas y visión distorsionada. Se niegan a prestar atención a las señales que indican que van por mal camino.
  • Negación como estrategia de afrontamiento: Las personas con el síndrome de Bovarismo cierran los ojos ante la realidad. Terminan culpando a los demás y niegan su responsabilidad o incluso los propios hechos.
  • Imagen realista del “yo”: Por lo general esta persona tienen una imagen de si idealizada o glorificada. Creen que se merecen todo y no reconocen ni sus debilidades ni sus limitaciones.

El bovarismo o síndrome de Madame Bovary se activa cuando deseamos evadir un problema social o sentimental que consideramos insatisfactorias. El bovarismo es una trampa mortal hacia uno mismo lo cual puede conducir a un resultado: la insatisfacción perpetua.

(Lee también: Los lentes de contacto desechables, una solución para los deportistas)