Home BIENESTAR Cómo evitar el exceso de sudor 

Cómo evitar el exceso de sudor 

Por más que el sudor sea un fluido ácido transparente incoloro, su aparición puede ser desagradable para muchas personas, y más cuando se habla de personas que sudan con abundancia y detestan el sabor o el mal olor que pueda generar el mismo.

Siendo conformado por ácidos grasos y materia mineral, el sudor puede actuar como un agente anti-infeccioso potente denominado dermicidin, el cual es activado contra muchos tipos diferentes de bacterias, incluyendo la Escherichia coli, Enterococcus faecalis, Staphylococcus aureus y el hongo más común, denominado Candida albicans, por lo que su eliminación no sería la solución más sensata, ya que este proceso característico del organismo ante la actividad física o manifiesto de altas temperaturas, es un mecanismo natural del cuerpo para eliminar toxinas.

Lo que sí es seguro, es que su minimización no es delito, ni insano, por lo que se puede tener la solución ante el la aparición repentina y abundante de este mal, con unas simples técnicas que se pueden aplicar desde la comodidad del hogar, con el fin de mejorar esto.

Salvia: Teniendo propiedades antitranspirantes, la salvia puede ser un buen remedio contra el sudor. Esta hierba contiene infinidades de propiedades, pero al ser rica en magnesio y vitamina B, ayuda específicamente a que las glándulas sudoríparas se calmen.

Se puede tomar esta planta a través de una infusión, para tomar una o dos tazas al día en ayunas. Hay que hervir durante 15 minutos cinco cucharadas de salvia seca por litro de agua, y serpa suficiente para crear el té.

Vinagre de manzana, tomillo y romero: Realizar un desodorante natural, siempre ayuda a calmar este mal. Una buena composición es realizarlo con vinagre de manzana, romero y tomillo.

En una taza de agua, añadir una cucharada de tomillo y otra de romero, poniéndola a hervir durante 15 minutos, para luego dejarla enfriar. Colar la mezcla y añadir media taza de vinagre. Y listo, humedecer esta mezcla con una gasa limpia o algodón y aplicar en las zonas que más sudoración se producen, será suficiente para calmar la aparición del sudor.

Pasiflora: Es lógicamente notable, que sudoración puede aumentar debido a la tensión o estrés, por lo que este es un remedio que puede ayudar significativamente, ya que dado a que una infusión de esta planta ayuda a calmar los nervios, eliminará la ansiedad y estrés, así como el sudor.

En una taza de agua hirviendo, será suficiente con solo añadir una cucharada de pasiflora, para luego dejarla enfriar y tomarla como mínimo dos veces al día. Si la infusión es tomada en ayuna, durante algunos días consecutivos, los resultados podrían ser más favorables.

Suero de leche: Este remedio es para cuando se padece un episodio de sudoración y se necesita hacer algo rápido para poder ayudar a detenerla. Para evitar estas situaciones, con solo tomar un vaso de suero de leche fría, se ayudará a enfriar el cuerpo y reducir su sudoración.

Salir de la versión móvil