Cómo vivir con el Cáncer

El cáncer es una enfermedad potencialmente mortal común en estos días, pero con el avance en los tratamientos se ha aumentado la posibilidad de sobrevivencia; todos tenemos a algún familiar o amigo, o conocemos a alguien con esta enfermedad en su entorno. El diagnostico no es alentador para nadie, se siente como un golpe al pecho cuando revelan el resultado definitivo de las pruebas, pero se puede lidiar con eso independientemente del diagnóstico. Tomar conciencia es el primer paso para un camino de lucha del que se puede salir victorioso.

Esta enfermedad cambia al 100 %  la vida de cualquier persona y la de su entorno familiar, su rutina diaria, su aspecto laboral y económico se puede ver afectado, la apariencia física puede cambiar, lo importante es aprender a cómo lidiar con esto, y más importante aún es el apoyo. Conocer todos los aspectos con los que se tendrá que lidiar luego del diagnóstico, qué esperar durante el tratamiento y después de éste, los efectos secundarios, podrá ayudar al paciente y a su familia a organizarse y empezar a labrar el camino que consideraran el más difícil al que se hayan enfrentado.

El Cáncer es una enfermedad que afecta a ambos sexos y deben lidiar por igual
El Cáncer es una enfermedad que afecta a ambos sexos y deben lidiar por igual

Los pacientes diagnosticados con cáncer pueden sufrir una sensación de sufrimiento, es recomendable, si tanto el paciente como su familia no se sienten capaces de lidiar con la enfermedad, busquen asesoría profesional, los psicólogos y las terapias de grupo son muy efectivas y ayudan a lidiar con el proceso al que están enfrentando. La ansiedad puede causar muchos efectos en el paciente, como náuseas, vómitos, insomnio y pocas ganas de asistir a los tratamientos o evaluaciones, por todo esto es importante asesorarse, ya que la condición mental y emocional influyen en gran porcentaje en la recuperación de esta enfermedad.

La comunicación es otro punto importante en este proceso. Debe existir sin lugar a dudas una comunicación efectiva entre el paciente, sus familiares y el equipo médico que dé el tratamiento, donde la clave sea la confianza. Hablar de los sentimientos y angustias ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente y a lidiar con las preocupaciones y la toma de decisiones. Hacer preguntas es primordial para construir esa confianza, preguntar sobre todo lo que surja es tan importante como el tratamiento mismo.

Como en todo lo que relaciona nuestro cuerpo la alimentación es importante durante esta enfermedad tanto para ayudar a los efectos del tratamiento como para combatir los malestares causados por los mismos, comer alimentos naturales, frutas y vegetales frescos y evitar los alimentos procesados es un paso para ayudarse a sentir mejor. Así como hacer ejercicios para mantenerse activo y alejarse del tabaco, no fumar ni estar cerca de personas que estén fumando.

La rutina como se ha dicho anteriormente puede verse alterada; el horario de trabajo, las labores del hogar pueden alterarse según la condición en la que se encuentre o el estado del cáncer. Puede verse limitado en ciertas ocasiones, incluso la mayor parte del tiempo, por lo que no dude en pedir ayuda a sus familiares y amigos, o cuando le pregunten en que pueden ayudar dé una respuesta positiva. Esto es parte de la ayuda que hablamos antes; sabemos que puede llegar a ser frustrante sentirse tan limitado pero es parte del proceso para lidiar con la enfermedad, y debe tratar se sobrellevarse y superarse para mantener el ánimo positivo.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.