Cepillo dental y la mejor manera de escoger el ideal

cepillo dental

El cepillo dental es la herramienta principal en toda rutina diaria de higiene bucal. En el mercado existen una gran variedad de cepillos de dientes. Nuestras dudas están en si debemos comprar un cepillo pequeño o grande, rígido o flexible. Veamos cómo podemos decidirnos por el ideal.

Muy importante su tamaño

Es importante un cepillo que se ajuste al tamaño de nuestra boca. Si el cepillo es muy grande será difícil llegar hasta el fondo de la boca. Lo mejor es uno que permita deslizarse con facilidad y cepillar la parte externa e interna de los dientes. Lo mejor es uno de cabezal pequeño.

Cepillo dental ¿sus cerdas deben ser suaves o más duras?

Lo mejor es un cepillo de cerdas medianas que no son ni muy suaves pero tampoco son muy duras. Aunque si sufres de encías sensibles el cepillo de cerdas suave es lo más recomendable para evitar sangrados. Lo más importante es que no genere molestias ni dolor.

Hay que tomar en cuenta el mango del cepillo

Es preferible un cepillo con mango antideslizante, que se pueda sostener y no se resbale cuando esté mojado. Es una manera de evitar correr el riesgo de lastimarse si el cepillo se zafa. En palabras generales lo mejor es un cepillo ergonómico.

Otros detalles

Existen cepillos en el mercado con cabezales de goma con textura que son útiles para limpiar la lengua y los costados de la boca. Si este detalle te parece poco confortable puedes usar las cerdas de tu cepillo que puede cumplir perfectamente esta función.

Hay que reemplazarlo periódicamente

Lo recomendable según los odontólogos es reemplazarlo cada tres meses y hacerlo así no esté desgastado o tenga poco uso. La razón es que con el tiempo se acumulan bacterias en las cerdas del cepillo provocando problemas en la boca.

Cuando hayas comprado el mejor cepillo para ti ahora debes cuidarlo correctamente. Higienízalo lavándolo después de cada uso con agua de grifo.

Si te gustó este artículo no olvides compartirlo en tus redes favoritas!