Huevo es el perfecto complemento alimenticio para niños desnutridos

El huevo logró disminuir en más de 40% los niveles de atrofia en niños que lo consumieron diariamente por seis meses.
El huevo logró disminuir en más de 40% los niveles de atrofia en niños que lo consumieron diariamente por seis meses.

El huevo es parte del grupo de proteínas a los que todos debemos someternos de pequeños. Se pueden preparar de diferentes formas o usar como complemento de comidas.

Recientemente se conoció que un grupo de especialistas habría realizado un estudio con 160 niños entre 6 y 9 meses de edad; dichos infantes se encontraban en estado de desnutrición.

El experimento del huevo

A los pequeños les suministraron durante seis meses un huevo diario; este podía ser cocinado o preparado de la manera que fuese, pero lo que debía incidir era su consumo.

Previamente habrían separado a otro grupo de niños; estos no recibirían el complemento nutricional. Durante el tiempo establecido los médicos supervisaron que los grupos cumplieran con las condiciones del estudio.

La exploración arrojó que la proteína disminuyó en más de 40% las oportunidades de padecer atrofia en el grupo de niños que la estaba consumiendo; también se vinculó con el aumento de peso en un 74%.

Consumo de la proteína

Algunos factores sociales del consumo de la proteína la hacen ver como «accesible» y «asequible», por lo que resultaría relativamente «fácil» consumirla diariamente en zonas del mundo en los que hay pobreza extrema.

Por otra parte el huevo es un alimento que por excelencia ha sido aconsejado para la dieta de cualquier individuo. Sus beneficios son inmejorables, siempre y cuando no se abuse de él, porque como ya hemos mencionado nada en exceso es bueno.

No hacerlo antes de tiempo

Muchos especialistas del área de la Pediatría han explicado que el huevo puede consumirse con la madre cuando está lactando; lo que no debe hacerse es darle en menos de cuatro meses huevo al bebé.

El consumo de este alimento a temprana edad podría causar problemas con el sistema digestivo, desarrollar alergias, entre otras patologías.

Sin embargo, para los niños que son mayores de seis meses e incluso un años, adultos en proceso de ejercicios y demás, es un alimento muy nutritivo.