Cómo evitar caer en los problemas más recurrentes en las relaciones sentimentales

Las relaciones sentimentales son el desafío más grande de la humanidad. Están plagadas de un mar de sentimientos, muchas veces incomprendidos, acciones compulsivas, desilusiones, tristeza y dolor a flor de piel, lo peor de todo es que todavía la ciencia no ha logrado inventar una «cura» para el mal de amores. Claro que también, está lleno de muchos sentimientos bonitos, ilusión más grande que cualquier cosa material, satisfacción inigualable, y por supuesto, mucha pasión desenfrenada.

Este conjunto de emociones crean a su vez, una gran cantidad de sensaciones contradictorias entre sí, en el mismo día, incluso al mismo momento. La felicidad se puede convertir en tristeza, así como el orgullo se puede derivar en inseguridad y el deseo puede transformarse en desagrado. 

Por todo ello, afirmamos que las relaciones de pareja son uno de los desafíos más grandes que enfrenta la raza humana. Pero también, es de las cosas más bonitas que tenemos, es la base fundamental de la sociedad, es el motor principal de las familias y lo que impulsa a la continuación de nuestra especie sobre la faz de la tierra. 

Ahora bien, con todo ese cúmulo de emociones centellantes que afloran segundo a segundo, día tras día, incluso al pasar los años, no es de extrañar que existan problemas que puedan perjudicar o poner el riesgo la estabilidad de una relación. Mucho más cuando existen inseguridades de parte uno de los involucrados, celos en la pareja o desacuerdos en la toma de decisiones. 

De acuerdo a la etapa en que esté cada pareja, existirán más o menos problemas, con distintos tipos de inconvenientes. En este artículo, queremos hablarte de los problemas más frecuentes en las relaciones sentimentales, te brindaremos también algunas recomendaciones y consideraciones para la solución de los mismos. 

Problemas más frecuentes en las relaciones sentimentales en sus diferentes etapas 

Las relaciones conforme pasa el tiempo van evolucionando, para bien o para mal. Como todo en la vida, las cosas nuevas por lo general son mucho más emocionantes, llenas de desafíos, nuevas experiencias y sensaciones, conforme tomamos experiencia, todo se va calmando, y el pensamiento es mucho más sereno y real. 

Claro que cada pareja es diferente, y que los sentimientos individuales son distintos, pero existen teorías o enfoques para tipificar o clasificar las relaciones en diferentes etapas. Algunas son más específicas, establecidas por años, otras teorias son mucho más generales, nombrando las etapas por el momento histórico que viva la relación.

Es importante saber que ninguna de los enfoques es mejor o más exacto que el otro, todas sirven para estudiar mucho mejor las relaciones y permitirle a los psicólogos en Valladolid o en cualquier parte del mundo, poder acompañar a las parejas y asesorarlo en función de la etapa en que se encuentren 

En nuestro caso, hemos decidido tomar la teoría que engloba las etapas de la relación en 5 momentos diferentes. A continuación, los describimos: 

  • Enamoramiento: es la primera etapa de una relación, en esta las personas se sienten atraídas el uno al otro y desarrollan sentimientos románticos. Puede existir una sensación de euforia y adicción al estar juntos.
  • Consolidación: a este punto, las personas se conocen mejor y comienzan a establecer roles o responsabilidades en la relación. Puede haber una sensación de optimismo y felicidad.
  • Desafío: por lo general, es cuando empiezan surgir problemas y desafíos en la relación, así como conflictos o problemas de comunicación.
  • Estabilización: posteriormente se vuelve estable, se establecen metas y expectativas a largo plazo.
  • Etapa de envejecimiento: cuando empiezan a envejecer, la relación puede enfrentar desafíos debido a cambios en la salud, el cambio en los roles y las expectativas. Empiezan a sentir una sensación de distanciamiento o una crisis de identidad, pero también puede ser una oportunidad para renovar y fortalecer la relación.

Conociendo entonces las etapas de una pareja, a continuación los problemas más frecuentes en las relaciones sentimentales de acuerdo al momento

1. Enamoramiento y atracción

etapa del enamoramiento
Etapa del enamoramiento

En la mayoría de los casos, durante esta etapa los problemas son muy esporádicos y cuando surgen, suelen resolverse muy rápido, ya que en este momento, todo es color de rosas, incluso los «defectos» nos parecen bonitos o agradables. Sin embargo, luego de ello es que surgen las situaciones incómodas.

Ahora bien, los problemas más frecuentes en esta etapa son:

  • Expectativas irrealistas: las parejas pueden tener expectativas irrealistas sobre la relación y la otra persona, lo que puede llevar a la decepción y el desencanto, pero que muchas veces se ve evidenciado en la próxima etapa.
  • Falta de comunicación: se trata de una situación que no solo afecta a las relaciones nuevas, sino incluso a las que ya tiene años. La falta de comunicación adecuada puede llevar a malentendidos y problemas en la relación.
  • Celos y posesión: también es un problema que se puede presentar en todas las etapas de la relación, aunque en el momento del enamoramiento, cuando aún no hay suficiente confianza, puede generar caos, principalmente cuando una de las personas tiene de a «sobreproteger» a la otra, generando incomodidad y atosigamiento.
  • Diferencias de valores: pueden surgir problemas si las personas tienen diferentes valores y metas en la vida.
  • Falta de compatibilidad: aunque las personas pueden sentir atracción física o química, pueden fallar en la compatibilidad en términos de personalidad y estilo de vida.

Es importante recordar que estos problemas no son necesariamente un indicador de que la relación no funcionará, pero es importante abordarlos y trabajar juntos para superarlos. El mejor consejo en esta etapa, es disfrutar el momento juntos, aprovechar todos esos sentimientos, sin pensar mucho en el futuro. 

2. Consolidación

Luego del enamoramiento es que empiezan verse o entenderse los «defectos» de las parejas, comienzan a salir los disgustos por la falta de compatibilidad o por la diferencia entre los valores y metas en la vida. A continuación, detallamos los principales problemas que «atormentan» a millones de parejas en el mundo: 

  • Monotonía: luego del enamoramiento, muchas veces llega la rutina diaria.  Esta puede llevar a la monotonía y el aburrimiento en la relación.
  • Falta de compromiso: no todas las personas afrentan el compromiso luego de la etapa de enamoramiento. Esto puede ocurrir de uno de los involucrados o de ambos, lo que puede llevar a la distancia emocional y la falta de interés en la relación.
  • Dificultad para manejar conflictos: a este punto empezarán los conflictos de manera más frecuentes, y más aún, si existen algunos problemas de compatibilidad, generando cierta dificultad para manejar conflictos y resolver problemas de manera efectiva.

Sin importar que estos elementos estén presentes, no con esto debemos pensar de inmediato que la relación es un fracaso. Siempre hay opción de intentar solucionar y mejorar, intentando siempre recuperar aquellas cosas que los hacían felices en los primeros días de la relación. 

3. Desafío

etapa de estabilidad
La etapa del desafío es la más difícil de afrontar.

Habiendo superada aquellas etapas, posiblemente muchas secuelas quedaron, y algunas seguramente no se superaron por completo. Por ello, muchos expertos afirman que está es una de los momentos más difíciles de las relaciones sentimentales, solo las más fuertes, con los individuos más maduros pasan al siguiente paso.

A continuación, los principales problemas de la etapa de desafío:

  • Problemas de confianza: empiezan a surgir problemas de confianza debido a mentiras, engaño o infidelidad.
  • Malas relaciones sexuales: Pueden surgir también problemas al momento de tener intimidad, debido a diferencias en las necesidades sexuales o a una falta de conexión emocional.
  • Problemas de autoestima: estos problemas afectan a millones de personas en el mundo, incluso en aquellas con parejas estables. Y una baja autoestima o a una falta de confianza en uno mismo, puede incertidumbres que ponen en juego la estabilidad de la relación.
  • Problemas de dependencia emocional: surgen también problemas por la dependencia emocional que uno de los individuos toma por el otro, ocurriendo de manera muy frecuente en las amas de casas, ya que dependen totalmente de su pareja.

Como siempre, es importante abordar los problemas de manera abierta, honesta, establecer también metas o expectativas realistas, y por supuesto buscar apoyo o asesoramiento si es necesario a través de una terapia en pareja. La comunicación clara y respetuosa es fundamental para resolver los conflictos y superar esta etapa. 

4. Estabilización 

Llegados a este punto, la relación está mucho más estable, por lo general es cuando se convierten de manera formal en familia, llegan los hijos, vivir juntos, y la construcción general de sus planes y metas a futuro. Se cree que en esta etapa es donde menos problemas hay, sin embargo, siempre existirán inconvenientes.

  • Monotonía: vuelve el problema de la monotonía, posiblemente aún con mayor fuerza, generando el aburrimiento en uno o en ambos integrantes de la relación.
  • Problemas de dinero: al ser ahora una pareja formal, empiezan a surgir problemas financieros, y esto se transforma en discusiones sobre gastos o diferencias en las metas financieras.
  • Problemas de planificación de la familia: pasa mucho que alguno de los dos quiere o no quiere tener hijos, o en cuanto a la cantidad que desean.
  • Cambios en los roles: este tipo de problemas es ahora más frecuente, ya que no hay distinción marcada en cuanto a las tareas del hogar de acuerdo al género, sino que todos por igual tienen igual de obligaciones. Si bien es cierto, es muy bueno la igualdad de género, pero hay que saber distribuirse las tareas de manera equitativa, para evitar inconvenientes.

En la etapa de estabilización, es importante trabajar juntos para mantener la pasión y el interés en la relación. Esto puede incluir planificar actividades divertidas o emocionantes; tomarse tiempo para estar juntos y conectarse emocionalmente. Muy importante también trabajar en la intimidad y  en la comunicación. 

5. Envejecimiento 

etapa de envejecimiento
Más que parejas, son compañeros de vida.

Las relaciones que llegan a esta etapa, por lo general han cambiado de ser pasionales y sentimentales, a ser de compañía y apoyo. También existirán problemas, principalmente cuando hay diferencia de edades o en los gustos. A continuación, describimos las más importantes:

  • Cambios en la salud: los principales problemas de esta etapa se deben a cambios en la salud, tanto física como mental, de uno o ambos miembros de la pareja.
  • Distanciamiento emocional: puede existir una sensación de distanciamiento emocional o una falta de conexión entre los miembros de la pareja, principalmente si hay diferencia de edades muy marcadas.
  • Crisis de identidad: a esta edad puede pasar que uno o ambos miembros de la relación pierda el sentido de la relación, y que no sepa valorar la compañía del otro.
  • Problemas de sexualidad: es también frecuente los problemas en la sexualidad, debido a cambios en la salud o en las necesidades sexuales de uno o ambos miembros de la pareja.

En esta etapa tan crucial de la vida, es importante estar dispuesto a adaptarse a los cambios y apoyarse el uno al otro en el proceso. Asimismo, se debe mantener una actitud positiva y buscar nuevas formas de conectarse para disfrutar el tiempo juntos. Además, es fundamental trabajar en fortalecer la autoestima y la autoimagen, especialmente en una etapa en la que los cambios físicos y la salud pueden ser más evidentes.

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"