5 razones para contratar un cuidador de adultos mayores

razones para contratar un cuidador de adultos mayores
Actualmente, el poder de la tecnología nos brinda numerosas facilidades para verificar el profesionalismo del cuidador de adultos mayores que contratemos.

Tomarse a la ligera el cuidado de un familiar de avanzada edad, en algunos casos puede conllevar, además de una considerable alteración en nuestra rutina diaria; a un peligro exponencial para la salud y bienestar del mismo. Aunque algunos crean que las residencias o casas de asilo representan la solución más fácil, no siempre termina siendo la más idónea. Las razones son muchas, desde la atención que un solo cuidador de adultos mayores pueda darle a una elevada cantidad de personas, hasta la separación sentimental de los afectos. Lo cierto es que, existen otras alternativas, menos drásticas y más gentiles. En ese sentido, hoy te hablaremos de las mejores razones para contratar cuidadores de personas mayores en casa.

Algo que ha quedado muy evidenciado con la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, es la vulnerabilidad del adulto mayor. Son muchísimas, las familias que lidian día a día con la pérdida de un ser querido y que, en su proceso de duelo, se cuestionan las elecciones que hicieron o dejaron de hacer, para mejorar la calidad de vida de sus familiares mientras podían hacerlo.

Si bien es cierto, no todos tenemos la disponibilidad de tiempo dedicarnos al 100% al cuidado de nuestros padres, abuelos o familiares en edad avanzada; también debemos ser consientes de sus sentimientos, sus necesidades y por sobre todas las cosas, que sus limitaciones crecen a medida que el tiempo avanza. Por muy saludables o independientes que éstos sean, la compañía y protección de un tercero nunca estará de más.

¿Por qué contratar un cuidador de adultos mayores?

cuidadores de personas mayores
Algo que ha quedado muy evidenciado con la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, es la vulnerabilidad del adulto mayor.

Sólo por el hecho de cuestionarnos la necesidad de contratar un cuidador de adultos, ya es suficiente razón para hacerlo. Los seres humanos somos instintivos por naturaleza, por lo que, notar que nuestros familiares no están bien solos o ya no tienen la capacidad de hacerse cargo de sus labores diarias, es bastante sencillo. Aún así, plantearnos la alternativa de llevarlo a una casa de asilo o tener a alguien para su cuidado en casa, siempre traerá consigo la evaluación de diversos factores ¿Por qué es mejor un cuidador a domicilio? Aquí te lo contamos.

1. No hay cambios drásticos en la rutina del adulto

Las personas en edad avanzada, por lo general tienen costumbres o rutinas muy arraigadas. Muchas de estas costumbre, están relacionadas a su espacio personal, más aún, si es un lugar donde han vivido muchos años. Cambiarlos drásticamente de residencia, puede no sólo alterarlos anímicamente, sino también, hacerlos entrar en cuadros depresivos o de ansiedad. Un cuidador de adultos en domicilio, se puede introducir perfectamente en su rutina, sin que ellos genere alteración alguna o significativa.

2. La atención es personalizada

Como comentamos al inicio, en las residencias para adultos, no siempre abunda el personal. Muchas veces (más de lo que crees), un sólo cuidador debe hacerse cargo de varias personas y en algunos casos, darle especial atención a unos sobre otros por temas de incapacidad o problemas de salud. Esta realidad, no sólo influye la calidad de atención que se brinda, también limita totalmente el control que podamos tener sobre ello. Con un cuidador en casa, aseguramos una atención al 100%, pero además, nos da la ventaja de sugerir, corregir e incluso establecer que se cumplan ciertas atenciones.

3. Mejor resguardo de la salud

Además de la situación de riesgo generada por la pandemia y el avance lento de la vacunación, que mantiene a nuestros adultos mayores en el ojo del huracán; también debemos considerar la atención médica personalizada que requieren algunos de ellos. Bien sea por alguna terapia física o por la toma de un tratamiento, contar con un personal cualificado en casa, que asegure el cumplimiento de cualquier indicación médica, es sin duda, un enorme alivio. Actualmente, es relativamente sencillo encontrar personas con conocimientos sanitarios básicos o especializados, que atiendan a pacientes a tiempo completo en su domicilio; quizá estos servicios profesionales tengan mayor valor, pero ofrezcan mayor tranquilidad y seguridad.

4. Tranquilidad y bienestar familiar

Somos consientes de la ansiedad que genera el cuidado de una persona de edad avanzada y de cómo esto puede llegar a afectar el entorno familiar, peor aún si sufre de alguna enfermedad, incapacidad o personalidad difícil. Sin embargo, también entendemos los sentimientos que generan priorizar, por ejemplo: entre pasar tiempo con nuestra familia o cuidar de nuestros padres. Tener una persona para el cuidado de personas mayores en casa, nos otorga cierto margen de libertad; permitiendo dedicar más tiempo a nuestras actividades familiares, sin descuidar el bienestar o salud de nuestro ser querido, ni enfrentar la culpabilidad de evaluar la idea de internarlos en una residencia o asilo.

5. Se promueve la actividad física y didáctica

Seamos honestos, todos queremos que nuestros padres sean eternos. No obstante, también queremos que vivan sus días saludables, en buena forma y sin sufrimientos. Una buena manera de lograr esto, es manteniéndolos activos tanto física como mentalmente, pero nuevamente el factor «tiempo» puede jugarnos en contra. Otra de las grandes razones para contratar un cuidador de adultos mayores en casa, es que podemos establecer rutinas de ejercicios, actividades didácticas o de entretenimiento que refuercen las condiciones de salud de nuestro ser querido.

Sabemos que, no siempre todo es tan fácil como parece. Dar con una persona de confianza que brinde el mejor trato y cuidado a nuestros seres queridos, puede resultar una tarea titánica. Afortunadamente, hoy en día el poder de la tecnología nos brinda numerosas facilidades para verificar el profesionalismo del cuidador de adultos mayores que contratemos. Asimismo, como seres humanos, es importante apostar por la calidad humana de las personas que se dedican a esta labor; desde la vocación o la misma necesidad, pero tomando siempre las precauciones necesarias para evitarnos malas experiencias.

También podría interesarte: Todo lo que debes saber sobre la levadura nutricional