Home BIENESTAR Tatuaje para diabéticos: Cambia de color de acuerdo a su glucosa

Tatuaje para diabéticos: Cambia de color de acuerdo a su glucosa

Tatuaje que cambia de color según tu salud.

Tatuajes

Tener diabetes no implica no poder hacerse un tatuaje. Al contrario de lo que se cree generalmente, alguien con diabetes puede realizarse tatuajes siempre y cuando tengan bien controlados los niveles de glucosa.

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede regular la azúcar en la sangre. La diabetes puede ser causada la baja producción de insulina, resistencia a la insulina o ambas.

Los diabéticos deben tener en cuenta los cuidados de higiene en los estudios de tatuajes. Los estudios deben estar en perfectas condiciones, ya que estas personas son más propensas a las infecciones y a que la cicatrización no sea la adecuada.

Dermal Abyss es la tinta para tatuajes que cuida de tu salud. Aunque es en la actualidad un proyecto universitario, podría cambiar la forma de hacer medicina y de ver los tatuajes.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de la Escuela de Medicina en Harvard están desarrollando un novedoso proyecto que revolucionará este ámbito. Éste proyecto trata de la creación de una tinta para tatuajes capaz de cambiar de color si detecta algo anormal en el organismo.

El objetivo principal de Dermal Abyss es utilizarla para hacer tatuajes que eviten la necesidad de someterse a análisis clínicos.

Dicha tinta está hecha a base de biosensores especiales, capaces de determinar este tipo de información biológica. Por ejemplo, si los niveles de sodio son altos, el tatuaje se vuelve fluorescentes. En caso de que el pH se modificó, cambia de morado a rosa. Mientras que en las altas y bajas de azúcar, de azul pasa a ser marrón.

Todas las pruebas hechas hasta el momento fueron en parches de piel de cerdo. Mientras que en humanos sólo se plasmó por un proyector digital. Los médicos señalaron que aún hace falta más investigación para iniciar esta aplicación en pacientes diabéticos.