Trastorno disférico menstrual: la otra cara de este demonio femenino

Trastorno Disférico Menstrual es tratado como si fuese una patología psiquiátrica y no ginecológica.
Trastorno Disférico Menstrual es tratado como si fuese una patología psiquiátrica y no ginecológica.

Cientos de miles de mujeres en el mundo, que se encuentran en edad fértil, comienzan con la sintomatología de la aproximación de su período; muchas veces estos signos pueden ser severos en algunas, lo que es llamado actualmente como el Trastorno Disférico Menstrual.

Lo primero que debemos decirte es que cada vez son mayores los estudias que se realizan en torno al funcionamiento del cuerpo humano; por supuesto uno de los temas que entra en investigación es la menstruación y lo que a esta le rodea.

En este punto de seguro has escuchado a alguien preguntarle a una mujer «¿estás en tus días?». Probablemente porque se encuentra con un cambio emocional muy típico y conocido por la mayoría de las personas; la menstruación.

A las féminas les pasa que se les hinchan los senos, a algunas les da fiebre, dolor en el vientre, migraña y, adicional a esto, existen factores emocionales que se acentúan en este período en específico.

El desconocido Trastorno Disférico Menstrual

El Trastorno Disférico Menstrual o síndrome premenstrual severo es una de las patologías femeninas que poco se ha investigado en el mundo; sin embargo, poco a poco se van sumando personas que han obtenido un tratamiento satisfactorio con ello.

Por lo general sus síntomas no los trata un ginecólogo, sino que son referidas a un psiquiatra.

El síndrome premenstrual severo se trata de presentar una depresión, ansiedad, ataques de ira y el incremento de suicidio en una escala superior a la del SPM normal.

Bipolar

Cuando se tiene un paciente así, con sintomatología cíclica; lo termina tratando un psiquiatra y lo envían a un sanatorio mental; lo diagnostican con trastorno de bipolaridad.

Aunque falten pruebas para un mayor peso ginecólogos advierten que estos cambios pueden ser hormonales; sobre todo porque no terminan aliviándose por el tratamiento inadecuado.

Las mujeres que han creído en este diagnóstico ginecológico se han sometido al tratamiento; que se basa en el suministro de estrógeno, y han obtenido resultados satisfactorios.