Bondades que el sexo brinda al cuerpo en sus diferentes etapas

Bondades que el sexo

A los 20, 30, 40 y 50 años

Entre las bondades que el sexo brinda al cuerpo humano es la liberación de estrés. Así lo indicó Leah Millheiser, Ginecobstetra de la Universidad de Stanford. No solo eso, las hormonas que se liberan mejoran el estado de ánimo y una mejor conexión con su pareja.

(Lee también: Ansiedad social: conozcamos de qué manera se puede prevenir y tratar)

Sin embargo, a medida que la mujer envejece el sexo puede verse y sentiré diferente. Esto debe a las hormonas que juegan un papel importante en el impulso sexual y la sequedad vaginal.

Estos son las bondades del sexo en cada década de la mujer, desde los 20 hasta los 50 años.

Bondades que el sexo brinda. Después de la menopausia se vuelve más divertido

  • A los 20 te conoces. Por lo general alguien a los 20 es muy nuevo para el sexo regular. En esta década el sexo ofrece una manera más de aprender de tu cuerpo. Incluye tus fantasías, preferencias sexuales y las posiciones que te ayudan a alcanzar el orgasmo.
  • A los 30 el sexo fortalece las relaciones. En esta etapa de la vida el sexo puede convertirse en algo no tan primordial. Antes de eso está el matrimonio, la familia y el trabajo. Según el experto con la actividad sexual se liberan hormonas como la oxitocina y la prolactina. Con la primera te sentirás más apegada a tu pareja. La segunda te hará sentir sueño por lo que descansaras mejor durante la noche.
  • A los 40 años. Te sentirás relajada. En la década de los 40 crece la confianza en las personas y tienes mejor comprensión de tu cuerpo. Es probable que sepas pedir lo que deseas por lo que tendrás una experiencia increíble. A esta edad hay suficiente tiempo para que vuelvas a concentrarte en la conexión con tu pareja.
Bondades que el sexo
Según el experto con la actividad sexual se liberan hormonas como la oxitocina y la prolactina.
  • A los 50 años. Sequedad vaginal. En esta década aparece la resequedad vaginal que hace más difícil tener relaciones sexuales. Aun así, puede aumentar el flujo sanguíneo y la confianza en el cuerpo. Para que sea más fácil disfrutar de la intimidad en esta etapa, los expertos recomiendan el uso de lubricante, el cual puede ayudar en gran medida.

(Lee también: Síndrome de la progenitora tóxica)