Home BIENESTAR En la búsqueda de nuevos caminos

En la búsqueda de nuevos caminos

Búsqueda de nuevos caminos
Búsqueda de nuevos caminos

En la búsqueda de nuevos caminos

En la vida lo único seguro son los cambios, en muchas ocasiones no son de nuestro agrado. Cambios que se presentan inesperadamente o cambios que por nuestra propia búsqueda propiciamos por necesidad o curiosidad.

Los cambios inesperados pueden producirnos lágrimas y dolor emocional, pero de ello también se aprende si se sabe superar. Y cuando el cambio lo propiciamos siempre aparecerá la incertidumbre y el temor a lo desconocido.

Cuando se siente la necesidad de un cambio, de la búsqueda de algo mas, date el tiempo de revisar lo que sientes y no dejarte llevar por los impulsos del momento. Esto podría llevarte a tomar malas decisiones.

Se debe ser consciente que los cambios son parte de la vida, y lo mejor es no resistirse a ellos. Poner resistencia ante los cambios solo desgasta.

Búsqueda de nuevos caminos

Si lo analizas los cambios son hasta deseables, una relación, un trabajo o una día a día tan igual al otro, debe ser aburrido y agobiante.

Durante el transcurso de la vida hay un cambio que no se detecta, solo se da por sentado y solo lo notamos al ver una fotografía por ejemplo. Diariamente los hijos crecen, o los abuelos envejecen, mejor disfrutarlos cada día.

Por otro lado los cambios drásticos a veces planificados y otras no. Los planificados pueden ser una boda, un nuevo trabajo, el nacimiento de un bebé. Esperas que sucedan y luego de suscitado sabes que todo cambiara. Aquellos que te toman desprevenidos son una muerte, un accidente, nada es igual después que esto sucede y te abruma la sensación de no saber qué hacer.

Este último tipo de cambios es el que mas nos negamos aceptar, es un modo de resistirnos al dolor que esto nos genera.

Seguir adelante

Aunque los cambios usualmente representan miedo y dolor por lo que se deja atrás, cuando se enfrenta y asume el cambio, se hacen nuevos caminos que generarán nuevos conocimientos. Jamás confundas ese dolor que sientes con creer que has tomado una mala decisión.

Dejar atrás es doloroso, pero cambiar y buscar nuevos caminos también es liberador. Busca primero dentro de ti, y date la oportunidad de buscar un camino lleno de oportunidades para ti.