Home ENFERMEDADES PREVENCIÓN Los mejores consejos para el cuidado de la próstata

Los mejores consejos para el cuidado de la próstata

cuidado de la próstata

Pese a que el coronavirus ha acaparado todas las noticias en tema sanitario durante los últimos años, el cáncer sigue siendo la principal causa de mortalidad y morbilidad en el mundo entero, desafortunadamente, nuestro país no escapa de esa realidad. Entre ellos, el tumor en la próstata es uno de los que más causa terror entre los hombres de España, con una terrible cifra de 35.000 nuevos casos cada año.

El cáncer de próstata se desarrolla específicamente en el tejido que forma la próstata, una glándula masculina que se asemeja a la forma de una nuez y podemos ubicar en la región pélvica, muy cercana a la vejiga y al recto, específicamente alrededor de la uretra.

Conforme el hombre envejece, por lo general el tamaño de esta glándula tiende a aumentar, provocando que la circulación de la uretra sea interrumpida de cierta manera y disminuyendo el flujo de la orina. Este aumento de tamaño, en muchos casos se debe a una hiperplasia prostática benigna (HBP), cosa que no está relacionada con el cáncer.

Además, es importante mencionar que los hombres también pueden experimentar otros cambios en próstata que tampoco son cáncer, pero que igual deben ser de cuidado, como por ejemplo, la prostatitis en todas sus variantes, que se presenta principalmente en jóvenes. 

Si bien es cierto, la aparición de algunas de las afecciones en la próstata están totalmente condicionadas por la edad, la presencia de testosterona (hormona sexual masculina) y alguna condición genética; existen ciertas indicaciones que podemos tener en cuenta para mejorar la salud de la mencionada glándula. Una de ellas, es el consumo de productos Erasmin, bajo la supervisión de especialistas claro está. 

En ese sentido, hemos preparado este artículo para mostrarte algunos consejos para el cuidado de la próstata que te ayudarán a disminuir el riesgo de padecer enfermedades que puedan afectarla directamente. 

Consejos para el cuidado de la próstata

Llevar una alimentación saludable es uno de los mejores consejos para el cuidado de la próstata. Imagen vía Freepik.es

Como bien adelantamos, la gran mayoría de las enfermedades que pueden atacar a la próstata son relativas a la edad y los antecedentes familiares o genéticos, sin embargo existen también algunos factores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de desarrollarlas, principalmente el cáncer. 

Desafortunadamente, la ciencia médica aún está limitada en cuanto a la investigación y comprobación de estos, pero sí se tienen ciertos avances. Dichos factores de riesgos, así como en cualquier tipo de cáncer, el de próstata tiene mucha relación al tipo de alimentación, al peso corporal, así como el consumo de elementos derivados del tabaco. Por otro lado, la exposición a ciertas sustancias químicas, como por ejemplo, el conocido “agente naranja” y el cadmio, también tienen relación con el crecimiento de tumores malignos en la glándula masculina.

Para prevenir, también es importante reconocer los síntomas precoces de las patologías para prevenir que efectivamente se conviertan en una enfermedad. Entre los posibles síntomas que deberíamos atender, más no alarmarnos, tenemos: 

  • Orinar más veces de lo normal, es decir, no aguantar ni 5 horas sin orinar, teniendo que ir al menos cada 2 horas al baño, sin poder aguantarse.
  • Levantarse por la madrugada varias veces a orinar, cosa que por lo general no ocurría. 

Si bien es cierto, no se trata de un síntoma para preocuparnos, debemos prestarle atención. Otros un tanto más graves podríamos considerar: escozor al orinar o presencia de sangre en la orina. Estos síntomas, anudados a una vida sedentaria, una mala alimentación y otros elementos similares, sí podrían derivar en una enfermedad mucho más grave, a la que debemos tratar con sumo cuidado. 

Lo cierto es que, al igual que para prevenir cualquier enfermedad, disminuir el riesgo del el cáncer de próstata o enfermedades en esa glándula, los especialistas recomiendan la actividad física constante, evitar el estreñimiento, el consumo de cápsulas de Erasmin y evitar el ingerir algunos líquidos, especialmente por la noche. 

A continuación, algunos consejos para el cuidado de la próstata.

– Alimentación saludable

Ya lo decíamos, gran parte de los mecanismos para prevenir cualquier enfermedad es una alimentación saludable. Eso incluye, eliminar o reducir en lo máximo posible los productos derivados del tabaco, así como gozar de un peso adecuado para nuestra estatura.

En cuanto a los alimentos no recomendables en las personas con factores de riesgo de padecer HBP, se encuentran los alimentos picantes y las bebidas alcohólicas. Estos tienen un efecto diurético e irritante, que aumentan notablemente la frecuencia y la urgencia de las micciones de manera nocturna. 

Para la prevención del cáncer de próstata, como mencionamos, los estudios todavía no nos dicen mucho, pero sí se tiene cierta certeza de que está fuertemente vinculado al consumo de grasas saturadas. Una evidencia de ello, es que en Estados Unidos haya una mayor tasa de este tipo de cáncer que en España, debido a que la dieta mediterránea, hace que haya un riesgo menor de padecerlo. Recordemos que EE.UU es uno de los países donde la comida rápida es consumida muy frecuentemente. 

Por otro lado, existen otros indicios que apuntan al consumo de soja y cualquier derivado de la misma, los  productos con licopeno (un antioxidante muy abundante en el tomate) y la ingesta de más de 6 tazas de café al día, podrían considerarse algunos elementos protectores frente al cáncer de próstata. Asimismo, el consumo del medicamento Erasmin puede ser también un buen complemento para prevenir esta y cualquier otra enfermedad en la glándula.

Otras recomendaciones de especialistas, es incluir alimentos ricos en vitamina E y zinc, como por ejemplo las calabazas u otras cucurbitáceas, así como ingerir regularmente pescado azul o pescados grasos. Por otro lado, ya hablamos que la próstata puede verse afectada si existen problemas en el intestino o estreñimiento, por lo que se recomienda el consumo de alimentos con presencia de fibra dietética, por nombrar algunas, semillas de lino y espinacas.

– Una revisión anual ayuda a diagnosticar a tiempo

Al igual que la mujer debería tener una visita anual al ginecólogo, algunos hombres deberían adoptar este hábito de asistir al urólogo de manera periódica al cumplir los 50 años. Especialmente, si además de la edad, también empiezan a presentar los síntomas antes descritos.

Luego de la primera visita al médico y en función dichos síntomas, se recomendará el test de siete preguntas, conocido como el IPSS. Se trata de un análisis de orina que indica la presencia de alguna infección y otro de sangre que estudia los niveles del marcador PSA (antígeno prostático específico). Es importante mencionar que el último estudio es solo recomendado para los pacientes que presentan los síntomas, en caso contrario, no será necesario. 

Lo cierto del caso, es que ante cualquier enfermedad lo más eficaz es la detección precoz con síntomas. Con esto, se puede averiguar si existen señales de HBP o algún crecimiento anómalo en el tejido prostático. Afortunadamente, la ciencia ha avanzado lo suficiente para lograr vencer cualquier casi cualquier enfermedad y más si se puede tratar a tiempo. 

Con estos consejos para el cuidado de la próstata no pretendemos ofrecerte una solución a inconvenientes que presentes, son más bien algunas medidas preventivas para disminuir los riesgos de padecer alguna enfermedad. Recordemos que los únicos totalmente capacitados en ofrecer tratamientos son los urólogos, por lo que si deseas consumir algún producto Erasmin, es recomendable consultarlo con tu médico de cabecera. 

También podría interesarte: ¿Sabes qué diferencia existe entre la psicología y la psiquiatría?

Salir de la versión móvil