Relaciones sexuales después de una histerectomía

Relaciones sexuales después de una histerectomía
Relaciones sexuales después de una histerectomía


A pesar de que la histerectomía consigue tener efectos negativos en la vida sexual de la mujer, estos pueden superarse. Al mismo tiempo, debemos considerar que también aporta beneficios que inclusive optimizarán las relaciones sexuales.

Después de una histerectomía no es fácil para una mujer regresar a la vida normal, mucho menos la sexual. La operación quirúrgica logra producir efectos en el plano físico y en el psicológico. De manera que es importante que cuente con el apoyo de su pareja y que sepa ser fuerte.

Por otra parte, una histerectomía es una intervención quirúrgica en la cual se extirpa el útero o parte del útero. En algunos casos, igualmente pueden extirparse los ovarios o las trompas de Falopio. Así, dependiendo de los órganos afectados, las secuelas físicas de la histerectomía pueden ser varias.

Sexo tras la histerectomía

Por otro lado, los efectos físicos y psicológicos de la histerectomía logran tener consecuencias negativas que perturben seriamente a la vida sexual.

No obstante, con ayuda y comprensión por parte de la pareja, esfuerzo por recuperarse y el consejo de un experto; no hay razón para pensar que la vida sexual se extirpó también durante la intervención. Por el contrario, el sexo puede volver a ser un placer.

Principales consecuencias de la histerectomía en la vida sexual y cómo pueden superarse:

Dispareunia o dolor durante las relaciones: Después de unas seis u ocho semanas tras la intervención, pueden reanudarse las relaciones sexuales. Sin embargo, es posible que la mujer sienta dolor (dispareunia) durante las mismas. Las razones pueden ser varias: falta de lubricación natural o acortamiento de la vagina (según el método de histerectomía aplicado), entre otras.

Del mismo modo, para facilitar la penetración se pueden utilizar lubricantes que ayudarán a reemplazar la carencia de lubricación natural. También, debemos tener en cuenta que el objetivo del sexo no es precisamente sólo la penetración.

Quizás sea el momento de centrarse en otros aspectos igualmente placenteros del sexo, y en experimentar cosas nuevas. En pareja, pueden descubrir otras formas de placer hasta que la penetración sea posible sin provocar ningún tipo de dolor.

Disminución del placer sexual: Muchas mujeres expresan una disminución de las sensaciones del placer sexual después de una histerectomía. Puesto que el útero ya no está, el orgasmo cérvico-uterino ya no es posible. Pero, esto no significa que una mujer a la que se ha practicado una histerectomía no sea capaz de experimentar un orgasmo.

Al contrario, es el momento de descubrir, que el sexo es mucho más que penetración. Es el momento de centrarse en el clítoris y disfrutar de la intensidad del orgasmo clitoriano. Las relaciones íntimas no terminan con la extirpación del útero o de otros órganos; sino que comienza una nueva etapa que, vista desde un prisma positivo, puede llevar inclusive a una vida sexual más despreocupada y placentera.

Finalmente, una histerectomía no supone la extirpación de la feminidad ni del deseo sexual. En este sentido, darse tiempo, descubrirse y contar con el apoyo de la pareja son aspectos esenciales para regresar a una vida sexual activa y placentera.

(También puedes leer: El sexo bueno de verdad depende de un factor esencial)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.