James Harrison, el hombre de la sangre mágica se retira

James Harrison
Harrison también es conocido como “el hombre del brazo de oro” y ha superado la edad limite para ser donante.

James Harrison, el de la sangre mágica

James Harrison fue sometido a una cirugía mayor a los 18 años  y los médicos descubrieron que tenía “sangre mágica”. Dichos médicos descubrieron que este australiano tenía un anticuerpo  con el que podía hacer un tratamiento para salvar vidas. Las vidas eran de bebes que sufrían la enfermedad Hemolítica del recién nacido o EHRN. Desde entonces Harrison  ha donado en sangre y plasma de forma regular por más de seis décadas.

(Lea también: Hematospermia: presencia de sangre en el semen. ¿Signo alarmante?)

Harrison también es conocido como “el hombre del brazo de oro” y ha superado la edad limite para ser donante. Con sus 81 años lo hizo por ultima vez. Segun el Servicio de Donacion de Sangre de la Cruz Roja Australiana: Harrison ayudo a salvarle la vida a unos 2,4 millones de bebes.

Pero ¿Qué es la enfermedad Hemolítica del recién nacido? Es cuando la madre durante el embarazo produce anticuerpos en la sangre que destruyen los glóbulos rojos del feto. Este trastorno ocurre cuando la madre y el bebe tienen tipos de sangre diferentes. Por lo general se produce cuando la madre tiene sangre RH negativo y el feto RH+ del padre. Esta es una enfermedad que no tiene consecuencia para la madre pero si para el bebe. El bebe puede volverse anémico, ver perjudicado su desarrollo, padecer de ictericia y en algunos casos producir la muerte.

Anti D

James Harrison_
Su nombre es globulina hiperinmune Rh (RhIg) y es conocido en Australia como Anti D.

En los años 50 los científicos descubrieron el anticuerpo de la madre que causa daño al feto. Su nombre es globulina hiperinmune Rh (RhIg) y es conocido en Australia como Anti D. Esta también se utiliza para el tratamiento del EHRN. En el caso de Harrison los médicos descubrieron que su sangre contenía grandes compuesto Anti D.

Con la inyección de RhIg se destruye de los glóbulos rojos del feto que entraron en la circulación materna. Esta impide que el cuerpo de la madre genere anticuerpos peligrosos causando complicaciones al feto. Asimismo podría complicar futuros embarazos.

(Lea también: Un nuevo test de sangre y orina puede determinar el autismo con precisión)