Mamografía ¿Es un riesgo o un beneficio para la mujer?

Mamografía

En estos tiempos se ha generalizado la realización de mamografía para el diagnostico a tiempo del cáncer de mama. A ello ha contribuido la actitud oficial que confunde salud con la prestación de más y más servicios. Dar a entender que todo está bajo control.

En algunos países solo es permitida la primera mamografía a los 35 años. Incluso aunque no haya sospecha de nódulos mamarios. La frecuencia de realización va a depender de la mentalidad del ginecólogo y la insistencia del paciente.

Estudios recientes demostraron que el empleo exagerado de radiografías sobre la población femenina adulta puede traerles más riesgo que beneficios.

Mamografía, factores de radiación

La nocividad de la radiación se mide por dos factores:

El primero por la cantidad de radiación que se recibe y el segundo factor por la sensibilidad del tejido.

La cantidad de radiación natural media anual es de 80 a 100 miliRems. Una mamografía nos aporta de 400 a 600 miliRems en solo una toma. Sin embargo, esta radiación puede tener muchas variaciones. Un mamógrafo obsoleto puede irradiar hasta 5 veces más radiación que uno moderno.

Un radiólogo poco experimentado puede aumentar más esta radiación incluso hasta en 3000 a 4000 miliRems. Estos son datos sobre la radiación directa sobre los pechos. La exposición radiológica en otra parte del cuerpo provoca una radiación residual en los otros tejidos como la mama. La producción de radicales libres  son muy venenosos para las células porque estimulan el crecimiento cancerígeno.

Se sabe que el efecto de la radiación es acumulativo. Al parecer  la nocividad de la radiación  es mayor en exposiciones baja regulares que con exposiciones únicas de mayor intensidad.

Cuando se observan nódulos cancerígenos en las mujeres son del tamaño de una lenteja cuando sus mamografías son rutinarias. Si las mamografías son esporádicas suelen ser del tamaño de un guisante.

Si se realiza autoexamen mamario sin la mamografía el tamaño medio es la de un garbanzo. Si por el contrario no realiza ningún examen preventivo su tamaño puede ser de una avellana gruesa. Esto lo indican quienes están a favor de las mamografías.

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"