¿Qué protocolos de seguridad están adoptando los hospitales en España ante el COVID-19?

protocolos de seguridad ante el COVID-19
Al COVID-19 lo vencemos previendo

Ya está demás resaltar la gravedad de la crisis que ha desatado la pandemia del siglo XXI. El COVID-19, ya tiene con nosotros más de medio año, y muchas cosas han cambiado a causa de el. El sistema sanitario ha sido el más afectado en esta pandemia, y por obvias razones, son la primera linea de defensa que tiene la sociedad ante batallas como estas. Es por ello que han tenido que reinventarse una y otra vez para poder evitar de cierta manera la expansión del virus a través de las instalaciones sanitarias. Los protocolos de seguridad en los hospitales se han tenido que adaptar a una velocidad impresionante, dado al voraz desarrollo del coronavirus

Los protocolos sanitarios cada día son más rigurosos, van desde cosas tan simple como lavarse las manos durante más de 20 segundos, hasta el uso de equipamientos de protección personal. Lo más duro de todo, es que ninguno de estos protocolos son totalmente eficaces, debido al alto grado de infectividad del COVID-19. A la fecha, se reportan un total de 9,494,571 infectados confirmados a nivel mundial, con más de 480 mil fallecidos. 

Información actualizada 

En este artículo, conoceremos algunos de los protocolos de seguridad que han adoptado los hospitales en España para frenar la tasa de contagio del COVID-19.

Los protocolos de seguridad citados a continuación, son un resumen de las medidas oficiales del Ministerio de Sanidad de España. 

Protocolos de seguridad ante un caso sospechoso de COVID-19

  • El primer contacto con el paciente generalmente es realizado por el personal de recepción. Este solo debe limitarse a identificar al paciencia y preguntar la sintomatología que presenta.
  • Si el paciente presente algún síntoma índole respiratorio, se debe indicar al paciente que se coloque una mascarilla quirúrgica, e invitarlo a ingresar al «circuito de aislamiento» dispuesto por el hospital. En dicho circulo, se le terminará de realizar el respectivo triaje. 
  • El triaje determinará la gravedad del asunto, aplicando el enfoque de detección: identificar, aislar e informar. Si el paciente presenta problemas respiratorios agudos y es población vulnerable, se enviará de inmediato a la sala de urgencias. En caso de presentar presentar problemas respiratorios, pero no necesite una urgencia hospitalaria, será enviado a aislamiento domiciliario, siempre y cuando las condiciones del domicilio lo permitan. 
  • Los pacientes que ingresen al circuito de aislamiento no podrán estar con acompañantes en ninguno de los casos. Todo el personal sanitario que ingrese, debe ir con su respectivo equipo de protección individual, para así prevenir cualquier riesgo de contagio. 

Protocolo de seguridad para el personal de higiene de los hospitales 

  • Es imprescindible que el personal de limpieza llevar el mismo equipo de protección individual (EPI) que el personal sanitario (más adelante conoceremos en detalle los EPI).
  • Una vez el paciente abandona el circuito de aislamiento, se debe desinfectar correctamente cada uno de los espacios del recinto usando lejía o algún virucida. En el caso de los espacios metálicos, es recomendable usar paños con acción desinfectante para evitar corroer el metal.
  • Todo el material desechable que se encontrase en dicho circuito de aislamiento, debe ser desechado, inclusive los que no hayan sido abierto.
  • La ropa de cama, paños, y cualquier otra prenda textil reusable, debe ser colocada en un recipiente herméticamente cerrado, y debidamente rotulado. Todos los residuos serán clasificados como clase III.

El equipo de protección individual EPI

Antes de describir qué debe llevar el EPI, necesitamos conocer, quiénes deben usar dicho equipamiento, y en qué momento exacto deben llevarlo.

¿Quienes deben llevar el EPI? 

  • Personal sanitario
  • Personal de limpieza
  • Acompañantes de pacientes que requieran acompañamiento (menores de edad)

¿En qué momento se debe llevar el EPI?

  • Al momento de atender los posibles casos positivos o al trasladarlos a los lugares de aislamiento
  • Cuando se tomen y trasladen las muestras clínicas
  • Cuando ingresen a cualquiera de las habitaciones dispuestas para aislamiento, o donde se encuentren pacientes que se sospeche que son portadores

¿Cuales son los equipos de protección individual?

  • Bata desechable impermeable
  • Mascarilla quirúrgica, preferiblemente FFP2 
  • Protección ocular (gafas o mascara de protección)
  • Guantes quirurjicos 

Al momento de desechar los productos, es necesario que se coloquen en recipientes sellados herméticamente, y de igual manera se clasifiquen con residuos clase III. 

Pasos para colocarse correctamente los EPI

  1. En primer lugar colocar debidamente la bata, debe asegurarse que cubra todo el torso, desde el cuello hasta debajo de las rodillas
  2. Luego debe proceder a colocar la mascarilla
  3. Seguidamente, debe ponerse la protección ocular. Es necesario ajustarla hasta que cubra bien los ojos
  4. Por ultimo, se debe colocar los guantes. Estos deben ser remplazados de inmediato si por alguna razón se rompen o se ensucian

Protocolo de seguridad para prevenir el contagio de COVID-19 en hospitales

Para prevenir el riesgo de contagio, se han dispuesto una serie de normas de seguridad bastante rigurosas. Usaremos como ejemplo algunas medidas implantadas en el Hospital Quirónsalud Málaga.

  • El uso de las mascarillas es obligatorio, tanto para los pacientes como para todo el personal del hospital
  • Se debe mantener una distancia obligatoria de al menos 1.5 mts
  • Las zonas de espera del hospital están modificadas para que haya suficiente espacio entre los asientos, de esta manera respetar la distancia de seguridad
  • Se dará acceso a solo 1 acompañante por paciente, y solo en casos estrictamente necesarios
  • En las zonas comunes se dispondrán de dispensadores de gel antibacterial, para desinfección de manos constante
  • El equipo de limpieza desinfectará periódicamente todas las instalaciones del hospital, con el fin de disminuir el riesgo de contagio  

El arma más letal contra el COVID-19 es la prevención y disminución de la tasa de contagio, está es hasta ahora la única forma que tenemos de combatirlo. Es por ello que debemos apoyar a todos los centros asistenciales de salud, respetando sus protocolos de seguridad.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.