Puedes rejuvenecer tu vagina con estos sencillos remedios caseros

puedes rejuvenecer tu vagina
Los especialistas señalan que mejorar los genitales femeninos no es solo cuestión de estética

 Afecta en la calidad de vida sexual de las mujeres

¿Sera posible? así es, puedes rejuvenecer tu vagina con algunos remedios caseros. Según el Instituto de Cirugía Plástica de la Ciudad de México señala que 2 de cada 5 mujeres no están de acuerdo con la forma de sus genitales. Esto ha provocado que en el mundo se realicen más de 9 millones de procedimientos que no requieren cirugía.

(Lee también: Aumenta la sensibilidad en tu vagina)

Pero ¿qué es el envejecimiento vaginal? El tejido vaginal está formado de fibra de colágeno. Durante el parto o por el paso de los años, se estiran, creando una sensación de:

  • Flacidez
  • Perdida de tono
  • Sequedad
  • Irritación

Todo esto inevitablemente puede afectar la calidad de vida sexual de la mujer.

Los especialistas señalan que mejorar los genitales femeninos no es solo cuestión de estética. Esta incide de forma positiva en la autoestima de los pacientes mejorando sus relaciones personales y su calidad de vida.

Puedes rejuvenecer tu vagina. Para que comiences de una vez

  1. Ejercicios Kegel. Son los ejercicios más comunes para tonificar los esfínteres y los músculos de soporte. Para hacerlos solo necesitas contraer y apretar durante 6 u 8 segundos los músculos de la zona pélvica. Debes hacerlo cuando la vejiga este vacía y luego relajarlos. Hazlo unas diez veces, dos o tres veces al día.
  2. Bolas chinas. Estas son dos esferas unidas por un cordón. Cada una contiene una bola más pequeña. Estas esferas deben introducirse en la vagina de la misma manera que un tampón. Una vez dentro deberás realizar los ejercicios Kegel. También puedes intentar expulsar las bolas y relaja. Deberás hacerlo no más de 15 minutos al día.
  3. Tijeras verticales. Acuéstate boca arriba con las manos firmes en el piso. Luego elevas las piernas abriendo y cerrando de forma alterna y cruzada como si fueras una tijera. Trata de sentir el ejercicio en la zona pélvica.

(Lee también: Cómo tranquilizar la infección vaginal)