Baños con sal del Himalaya para el cuidado de la piel

sal el Himalaya

Es probable que alguna vez hayas escuchado sobre lo saludable que es para el cuerpo, sustituir el consumo de sal tradicional por sal de maras o sal del Himalaya en tus recetas de cocina, pero ¿sabías que su uso externo también aporta excelentes beneficios a tu piel?

Con el paso de los años, uno de los órganos que más se deteriora es nuestra piel. ¿Y cómo no serlo? La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y el que más exposición a factores ambientales recibe, si a eso le sumamos; las preocupaciones del día a día, el estrés, la rutina, y que muchas veces no le dedicamos suficiente importancia a su cuidado, esta afirmación comienza a cobrar mucho sentido. 

La cosmetología o cuidado de la piel, ha sido explorado y explotado por diversas marcas y laboratorios durante décadas. En la actualidad, con el auge de la cosmética natural o ecológica, es común escuchar sobre el uso de elementos naturales como; la sal del Himalaya, aceites esenciales, arcilla, etc. para el cuidado de la piel, el cabello, incluso de la mente. En este sentido, conoce los productos de Decolores Natur, una apuesta de la cosmética actual para lograr una armonía natural entre el cuerpo y la mente.

¿Qué es la sal del Himalaya?

sal del Himalaya

Es un tipo de sal natural de origen mineral que suele ser extraída de las montañas de Pakistán, específicamente de una mina salinera ubicada en Khewra, aproximadamente a 300 kilómetros del Himalaya.

Con un característico color rosado, durante años se le han atribuido propiedades curativas y «saludables» debido a su alto contenido de cloruro de sodio. Asimismo, en su composición destaca, entre muchos otros y aunque en muy pequeñas cantidades, los siguientes minerales:

  • Magnesio
  • Hierro
  • Potasio
  • Sulfato de calcio
  • Manganeso
  • Zinc
  • Yodo
  • Flúor
  • Cobalto
  • Cobre

La sal del Himalaya es considerada por muchos, como la sal más pura y libre de contaminantes que existe en la actualidad.

5 Beneficios de los baños con sal del Himalaya para el cuidado de la piel

Si hay un momento en el que podemos ser cariñosos con nuestra piel y nuestro cuerpo, es durante el baño. Combinar la sal del Himalaya, con un poco de agua caliente, y una música suave de fondo puede ser sin duda, la solución a muchos problemas.

Desgraciadamente, a veces llevamos un estilo de vida tan ajetreado que nos lo dificulta. Sin embargo, ¡esto es absolutamente necesario! Darnos el tiempo de hacerlo, al menos una vez al mes, nos aportará excelentes beneficios y tu piel te lo agradecerá luciendo hermosa y radiante.

baños con sal del Himalaya

  • Es relajante: la sal del Himalaya al hacer contacto con agua caliente libera muchísimas propiedades que facilita la apertura de los poros de la piel, así como la relajación muscular. Lo que por su parte, nos ayuda a disminuir los niveles de cortisol  en nuestro cuerpo (hormona que produce el estrés).
  • Es exfoliante: gracias a su composición mineral libre de contaminantes que al abrir los poros, ayuda a la liberación de toxinas, y a la eliminación de células muertas e impurezas de la piel.
  • Es hidratante: ya que contribuye e incentiva la regeneración celular. Por otro lado, durante un baño relajante con sales del Himalaya absorbemos sus propiedades y minerales, lo que se traduce en una epidermis sana, profundamente hidratada y brillante.
  • Es revitalizante: pocas cosas nos hacen sentir tan bien como un buen baño después de una larga de jornada. Asimismo, verse y sentirse bien, es un excelente combustible que siempre nos recargará de energía.
  • Es calidad de sueño: muchas veces escuchamos la frase «dormí pero no descansé», y es bastante común en tiempos actuales donde la incertidumbre es pan de día a día. Después de tomar un baño relajante de al menos 20 minutos con sal del Himalaya, habrás producido la cantidad de melatonina suficiente para tener un ciclo de sueño completo y placentero.

En realidad existen muchas las razones para incorporar la sal del Himalaya a tus rutinas de cuidado personal. Para suerte de muchos, es que este tipo de cosmética natural o cosmética ecológica, cada vez toma mayor fuerza. Esperemos que en un futuro cercano, sean más las marcas que decidan aprovechar elementos naturales, de origen mineral o vegetal para el cuidado no sólo personal sino de todos los seres vivos del planeta.

También podría interesarte: 4 consejos de belleza para lucir hermosa este verano