Suplementos alimenticios en las personas mayores ¿Cuándo recurrir a ellos?

Suplementos alimenticios
Si se combina una dieta equilibrada con hábitos de vida saludable resultara perfecta para nuestro organismo.

Juntos a hábitos saludables es la combinación perfecta

Los suplementos alimenticios en las personas mayores pueden ser una buena opción para contrarrestar cierto déficit nutricional. Aquí te contamos cuando deben tomarlos.

(Lee también: La soledad en los ancianos ¿Cómo les afecta?)

Si se combina una dieta equilibrada con hábitos de vida saludable resultara perfecta para nuestro organismo. Este dispondrá de todos los nutrientes que necesita  para gozar de buena salud. Aunque en ocasiones, y por diferentes motivos, no se logra conseguir un aporte nutricional óptimo. Esta situación es muy común entre las personas mayores que por problemas de salud o sociales no se alimentan adecuadamente.

En este tipo de situaciones es cuando se recurre a la toma de un suplemento alimenticio. Puede ser una excelente opción para contrarrestar la falta de vitaminas y minerales y otras sustancias necesarias para el organismo.

Pero ¿Qué es un suplemento alimenticio? es un compuesto diseñado químicamente que al ser ingerido proporciona al organismo nutrientes o sustancias beneficiosas para la salud.

Suplementos alimenticios
Puede ser una excelente opción para contrarrestar la falta de vitaminas

En la actualidad hay una gran variedad  de suplementos compuestos por un nutriente o una combinación de varios. Pueden ser de vitaminas y minerales de diferentes tipos, aminoácidos, sustancias antioxidantes o ácidos grasos esenciales. Su finalidad es cubrir una necesidad concreta, contrarrestar un déficit e incluso prevenir un problema de salud.

Se puede adquirir sin prescripción médica pero no es recomendable hacerlo sin un asesoramiento sanitario previo.

Suplementos alimenticios en las personas mayores. Circunstancias que lo ameritan

En el caso de las personas mayores se puede recurrir a estos suplementos bajo diferentes circunstancias, como cuando:

  • No se ha logrado equilibrar el déficit nutricional, vitamínico o de minerales a través de la alimentación.
  • Se toma algún tratamiento farmacológico para evitar efectos secundarios.
  • Se sufre de algún problema de salud y través de la alimentación no se puede alcanzar el objetivo sanitario.
  • El paciente no pueda tomar ciertos medicamentos o es alérgico a algún alimento y necesite de un aporte nutricional y vitamínico.
  • Por un problema de salud, alergia o intolerancia impide que el organismo asimile ciertos nutrientes de los alimentos.

(Lee también: Dosis alta de vacuna para la gripe en los ancianos)